¿Cómo se trata el trastorno de Asperger?

El síndrome de Asperger, es una patología “recientemente” descubierta, descrita por primera vez en 1944, caracterizada por alteraciones en el comportamiento y en las interacciones sociales del afectado. Por fortuna la tecnología y los avances en este campo han permito tratar cada vez más eficazmente este trastorno ¿Cómo lo hacen? Acompáñanos a conocerlo.

 

asperger

 

¿Realmente que es el síndrome de Asperger?

Antes de conocer cómo en la actualidad está siendo tratada esta patología. Primeramente, debemos entender qué lo caracteriza. Este síndrome, es un trastorno en el desarrollo de quien la padece caracterizado por:

  • Peculiaridades en el habla.
  • Comportamiento social inadecuado.
  • Problemas en la comunicación.
  • Movimientos torpes, poco coordinados.
  • Rutinas repetitivas, comportamiento rutinario.

Entre otros factores que podrás conocer a profundidad en el siguiente artículo de Síndrome de Asperger.

 

Tratamientos para el trastorno de Asperger

El tratamiento ideal para tratar este síndrome es el que aborda todos los factores que lo componen. No solamente limitándonos al ámbito psicológico. Es decir, donde se ataque la poca capacidad de comunicación, el comportamiento rutinario y los problemas motores. Sin embargo, aun así, no existe una estrategia predefinida para realizar un tratamiento efectivo. Por lo que cada médico tratante deberá evaluar la mejor estrategia a implementar. Dentro de las cuales puede existir:

  1. Capacitación en habilidades sociales a través de terapias de grupo.
  2. Terapia conductual cognitiva especialmente enfocada a controlar las emociones y los comportamientos obsesivos.
  3. Uso de fármacos para tratar otro tipo de patologías estrechamente relacionadas al síndrome, como: La ansiedad y la depresión.
  4. Terapia ocupacional o de rehabilitación para mejorar eventualmente los problemas motores y de coordinación.
  5. Capacitación al núcleo familiar para manejar ciertas circunstancias e implementar las mejores técnicas para el manejo en el hogar.

 

Tratamiento en niños

 

A la hora de implementar un tratamiento efectivo para el Asperger en niños, se debe tener en cuenta que se trata de un trabajo mancomunado entre médicos, profesores y padres que ataque directamente los síntomas que caracterizan al trastorno.

  1. Preparar al niño previamente ante cualquier eventual cambio en su vida.
  2. Aplicar reglas con mucho tacto y cierta flexibilidad.
  3. Utilizar aquellas áreas de aprendizaje que realmente le interesen. En este caso los profesores deben aprovechar al máximo estas áreas para la enseñanza del niño.
  4. Implementar herramientas visuales para la enseñanza. Especialmente porque los niños con Asperger suelen responder de mejor manera a este tipo de técnicas.
  5. Evitar confrontaciones o comportamientos autoritarios, puesto que ellos no entienden expresiones dictatoriales o de enfado y pueden terminar tornándose inflexibles, testarudos o hasta violentos.
  6. Fomentar las amistades, se le debe enseñar al niño a realizar amigos, promoviéndolo a participar en grupos. Igualmente, los compañeros deben estimularlo a participar en dichos grupos.
  7. Terapias del habla para ayudar al niño con problemas del lenguaje que le permitan sentirse seguro a la hora de entablar una conversión, fomentándolo hacer amigos.
  8. Por último, la medicación en estos casos suele estar contraindicada, pero en situaciones concretas como falta de atención, depresión o ansiedad puede implementarse bajo orientación médica.

 

¿Se puede mejorar con un tratamiento efectivo?

Definitivamente sí, al implementar un tratamiento eficaz los niños y adultos con el síndrome de Asperger pueden aprender a convivir con sus discapacidades. Sin embargo, pueden seguir encontrando las relaciones sociales algo incomodas.

Por otro lado, los adultos con Asperger pueden llegar a entablar una relación de trabajo exitosamente. Aun así, siguen necesitando constante apoyo psicológico y moral para llevar una vida independiente.

Aunque este síndrome hasta la fecha no se puede curar del todo, aplicando tratamientos efectivos la persona que lo padece puede llegar a vivir una vida normal.