Saltar al contenido

No me funcionan los puertos USB

Por una serie de razones, algunas veces los puertos USB de un ordenador, sobre todo en portátiles, dejan de funcionar. Entonces los dispositivos conectados dejan de ser reconocidos por el sistema operativo generando, por lo menos un mal rato. Si tienes este problema y quieres resolverlo, aquí te enseñamos qué hacer cuando los puertos USB no funcionan.

Tales fallos ofrecen un montón de inconvenientes para los usuarios, ya que no será capaz de conectar el mouse, unidades flash, etc. Algunas de las razones pueden estar asociados con defectos físicos, pero todavía no lleves el portátil al centro de servicio. Por si no lo sabías, puedes hacer una operación de restauración en casa.

 

Por qué dejan de funcionar los puertos USB

Las siguientes son las principales razones de la falla de los puertos USB:

  • La presencia de una gran cantidad de polvo dentro de los conectores.
  • Daño del cable USB que se utiliza para conectar este componente a la placa base.
  • Fallo inesperado del sistema operativo y otro software.
  • Instalación de controladores incorrectos o su versión desactualizada.
  • Estos dispositivos fueron desconectados en el nivel de BIOS.
  • Se resetearon los puertos en cuestión.
  • Presencia de daño mecánico en los conectores.
  • Se rompió el puente sur, un microchip, una de cuyas tareas es garantizar el funcionamiento estable de los puertos USB.
  • El dispositivo conectado directamente está dañado.

 

Restauración de los puertos USB

El mal funcionamiento puede corregirse en el hogar, cuando el motivo radica en la configuración y el funcionamiento del software. Para hacer esto, es necesario realizar varios pasos simples uno tras otro para eliminar el mal funcionamiento:

  1. Apaga la computadora por completo y desenchufa el cable de alimentación. Retira la batería de su ubicación, luego vuelva a insertarla e inicie el sistema operativo.
  2. Inspecciona visualmente los puertos USB en busca de polvo dentro de ellos. Si es así, límpialos con un palillo de dientes.
  3. Intenta conectar el dispositivo a otro conector. Quizás está en un puerto dañado, no en el controlador mismo.
  4. Si el dispositivo está conectado con un cable, debes usar otro para asegurarse de que el componente esté funcionando.
  5. Verifica el funcionamiento del dispositivo conectado insertándolo en otra computadora. Tal vez no se trata de puertos USB, es decir, una unidad flash USB, un adaptador de mouse, etc.
  6. Reinicia el sistema y ve al BIOS. En la sección correspondiente, verifica si el dispositivo está apagado en el nivel de hardware.
  7. Intenta reconocer manualmente los puertos USB. Para hacer esto, dale clic derecho en "Mi PC" y selecciona "Administrador de dispositivos". En la primera línea habrá una inscripción con el nombre de la computadora. Es necesario hacer clic en él y seleccionar "Actualizar configuración de hardware".
  8. Aquí, en el "Administrador de tareas", intenta eliminar y luego reinstalar los puertos USB. Para ello, busca una sección con una lista de todos los puertos disponibles, dale clic en PCM y selecciona la opción "Eliminar". Luego, reinicia la computadora portátil para que el sistema operativo pueda reconocer los dispositivos desconectados e instalarlos ellos mismos.
  9. Reinstala los controladores. Al comprar una computadora portátil, siempre hay un CD en el paquete que contiene todos los controladores necesarios, incluidos los de los puertos USB. Si no hay un disco, pero los controladores están resaltados con un signo de interrogación amarillo, busca un controlador adecuado en Internet.
  10. Si hay varios conectores USB actualmente en uso, intenta deshabilitarlos, dejando solo un dispositivo.
  11. Usa la utilidad desarrollada por Microsoft para restablecer el funcionamiento normal de los puertos USB.
  12. Intenta restaurar el sistema a un momento en que la computadora portátil trabaja bien. Para hacer esto, debes escribir la cadena de búsqueda rstrui, luego seleccionar el ítem apropiado. En la ventana "Restauración del sistema" que se muestra, es necesario seleccionar la posición en la que está indicada la hora en que el dispositivo funcionó de manera estable. Luego, simplemente haz clic en "Siguiente" y restaurar.

 

Si nada de lo anterior ayuda, entonces, lo más probable es que los puertos USB tengan un problema físico. Esta puede ser una operación incorrecta del puente sur, un bucle dañado que conecta la placa base con conectores USB, etc. Sin embargo, es mejor no resolver esos problemas por tu cuenta. Utiliza los servicios de uno de los centros de servicio para resolver el problema, especialmente porque la reparación de puertos USB no es tan costosa.