Saltar al contenido

 

Las rastas son un tipo de peinado que tiene un simbolismo muy especial… pero que cada vez se está perdiendo más. Últimamente los hombres y mujeres que deciden hacerse rastas lo hacen de forma estética porque piensan que necesitan un cambio de look y les gusta lo que este peinado les puede ofrecer. Vamos a ver como se hacen las rastas.

Hay muchos puestos ambulantes donde te las puedes hacer, también en peluquerías especializadas. Hoy vamos a ver un proceso detallado paso a paso para saber cómo podemos hacernos rastas en nuestra casa, sin necesidad de buscar ayuda fuera… aunque eso si, necesitaremos a otra persona que lo haga.

 

como se hacen las rastas

 

Guía para hacer rastas en un cabello

 

Limpieza inicial

Lo primero que tenemos que hacer es lavarnos nuestro pelo. No nos vale cualquier champú, para que las rastas sean más sencillas de elaborar es conveniente utilizar algún producto que se encargue de eliminar los residuos. Un buen ejemplo de ello es el champú natural o de bebés que se encargarán de cumplir esa función.

Es importante que dejes que el pelo se seque por si solo, no uses secador ya que el efecto de la rasta no será el mismo una vez hecha.

 

Identificación de las secciones del pelo

Tenemos que dividir el pelo en varias secciones de un tamaño aproximado de un bolígrafo. De esta forma tienes que ir apartando el pelo por secciones para que luego sea más fácil identificar donde tienes que hacer la rasta.

Para evitar que se deshaga todo este trabajo, usaremos gomitas de pelo o algún otro elemento que permita mantenerlas fijas.

 

Peinado invertido

Nos decidimos por la sección que queramos y quitamos la goma que está sujetándola. Tenemos que tener mucho cuidado de que no se nos vuelva a juntar con el resto del pelo. Es necesario que empieces trabajando a partir de la raíz del cabello. Peina el pelo en sentido contrario al habitual, de esta manera empezarás a enredarlo de la manera recomendada.

Este proceso es largo y delicado. Puedes hacer daño a la otra persona por lo que hay que hacerlo con el máximo cuidado posible. Es importante utilizar un peine rígido de metal porque será capaz de peinar el cabello incluso cuando tenga nudos en él.

Ahora concéntrate en la división del pelo en la que estás trabajando. La idea es girarla en forma de espiral y volver a peinas hacia atrás.

 

Uso de cera

Para conseguir un mejor efecto es conveniente usar cera aunque no necesario. Si no la vas a utilizar, sáltate este paso.

Lo ideal es que uses una pequeña cantidad de cera, más o menos la que te puede caber en el filo de uña. Entonces aplícala a partir de la raíz hasta el final. En el caso de que hayas puesto cera de más, es conveniente que la retires con un trapo o toalla antes de seguir con el siguiente paso.

 

Empezando a “retorcer el pelo”

Una vez que ya tenemos una primera forma de trenza, es interesante retorcer la trenza hacia delante y hacia atrás. Digamos que estamos utilizando un movimiento de frotación. Esto servirá para darle la final a la rasta y evitar que se pueda soltar una vez que hayamos acabado con todo el proceso.

Quizá en este artículo no haya quedado muy bien explicado porque es difícil describir todos los movimientos que debes de hacer para que quede perfecta. Lo mejor es no tener miedo, practica con una amiga o deja que ella practique contigo. Sigue estos pasos y acabarás por pillarle el truco.

 

Gracias por compartir este artículo en tus redes sociales. No te cuesta nada y a mi me ayudas a seguir. Gracias por tu colaboración.

 

 

Muchas veces tenemos que hacer un trabajo de autobiografía sobre detalles relacionados con nuestra propia vida. Normalmente eso no es algo que nos encarguen a menos que seamos algún personaje famoso o queramos contar nuestras memorias por algún momento. Independientemente de los motivos, en este artículo, cómo se hace una autobiografía, vamos a ver una pequeña guía que te ayudará a hacer tu autobiografía sin ningún tipo de problema.

Solo te voy a dar un consejo antes de que empieces: intenta ser lo más imparcial posible. Piensa en tu vida como si fuera la de otro personaje que no tiene nada que ver contigo. Se trata de escribir la historia sin entrar a valoraciones personales sobre ti… por lo menos, no hasta llegar al último punto.

 

como se hace una autobiografia

 

Pasos para hacer una autobiografía

Esta es una guía orientativa, el esquema y los pasos pueden variar dependiendo de lo que estés buscando construir.

 

 Datos personales

Una buena idea para empezar una autobiografía es con tus datos personales. Cuenta un poco donde naciste y pon tu fecha de nacimiento. También es importante que destaques tus lazos familiares contando tu historia.

En este momento también puedes describir un poco tu forma de ser, lo que pensabas, como te sentías. No se trata de extenderse y hacer un diario personal, pero si dar ciertos detalles para que el lector pueda llegar a entender tu evolución a través del tiempo.

Este apartado es clave para asentar las bases de los próximos.

 

Trayectoria escolar

Puedes empezar escribiendo sobre tus primeros años en el colegio. Tu evolución a lo que pensabas que ibas a dedicarte en el colegio.

Estas primeras anécdotas ayudan al lector a familiarizarte contigo. Intenta narrar alguna experiencia personal que haya sido el detonante que haya cambiado tu vida; no temas abrirte porque de eso se trata una autobiografía; se trata de que puedas definirte perfectamente porque no hay nadie que te conozca más que tú mismo.

 

Trayectoria profesional

Este apartado también es clave. En él tienes que hablar de tus primeros trabajos, aspiraciones y la ruta que has tenido que seguir para llegar hasta donde estás ahora.

Como en el punto anterior, intenta encontrar aquellas historias que han sido como nexos para cambiar de un trabajo a otro. De esta forma podrás enganchar al lector acercándote a él.

Puedes describir cualquier experiencia que te haya sucedido pero asegúrate de que realmente sea relevante para una autobiografía.

No se trata de ponerte a escribir y rellenar páginas porque si. Piensa que todos los elementos deben de estar unidos entre si; es como si leyeras una novela donde todo tiene que tener un sentido.

 

 Vida personal

Primeros amores, decepciones, relación con familiares, amigos… todos estos detalles también son muy importantes. Si no quieres contar detalles íntimos de tu vida, no tienes por que hacerlo.

Tan solo se trata de dar una pequeña visión global de lo que has sido tu vida en relación a este aspecto. También puedes poner la cantidad de hijos que has tenido, sus nombres, su relación con ellos.

 

 Proyecciones y metas

En una biografía corriente, lo más probable es que acabáramos con una conclusión final sobre lo que ha hecho el determinado personaje del cual estamos hablando. En este caso tenemos que hacer lo mismo pero ya entrando a valorarnos personalmente.

Es importante que hagamos una reflexión de lo que estamos intentando conseguir, de lo que queremos en la vida, nuestros objetivos y metas, el sentido de querer hacer esta autobiografía…

De esta forma podrás enlazar todos los apartados anteriores teniendo una autobiografía muy bien estructurada.
Te agradezco que compartas este artículo en tus redes sociales favoritas. Puedes pulsar el botón de compartir de la zona inferior. Gracias por adelantado.

 

Relacionado: Como se hace una biografia

 

Una muy buena forma de estudiar para sacar buenas notas en los exámenes es hacer resúmenes, es algo vital para los alumnos de universidad ya que con tanta información si no se crearán resúmenes tardarían mucho más tiempo en aprenderse todo el temario y sería mucho más complicado.

 

En los pasos siguientes explicamos cómo se hace un resumen:

  1. Leer todo el texto a resumir hasta que nos quede muy claro el contenido, si hace falta releerlo varias veces.
  2. Separa en párrafos para mayor facilidad, recuerda, cada punto y aparte es un párrafo.
  3. Subraya todo lo que consideres que es importante.
  4. Escribe todo lo subrayado en un cuaderno o bloc de notas.
  5. Ahora, fijándote en lo escrito en el cuaderno trata de escribir siendo muy claro y fiel a lo subrayado.
  6. Para finalizar realiza una lectura de todo lo resumido y quita lo que veas que sobra. A la misma vez intenta corregir la ortografía y las puntuaciones.

 

como se hace un resumen

 

Otras claves para resumir

 

Para ayudarnos a lo anterior debemos de tener claras varios elementos como por ejemplo: “¿De que habla el texto que estoy resumiendo? ¿Qué quiere explicarme el escritor del texto mediante ese párrafo en particular? ¿Porque ha subrayado esa frase el autor?”

 

Cuando estamos resumiendo siempre tenemos que estar atentos y ser imaginativos. También es recomendable que a la vez que se está subrayando añadamos algunas notas al lateral del libro, esto nos ayudará mucho en el resumen. Aunque hay que tener mucho cuidado con esto ya que si las notas escribimos cosas erróneas nos llevarán a un mal entendimiento del texto, por lo que recuerda, lee y relee si no estás seguro de que lo has entendido todo al 100%.

 

Antes de subrayar como ya te he dicho lee el texto unas cuantas veces, así evitarás fallos.

 

Haz otra lectura esta vez subrayando el texto con las ideas centrales, para ello puedes utilizar otro color de subrayado, estas ideas serán las principales que no tendrían que estar jamás fuera del resumen. Eso sí, intenta no subrayar frases enteras a no ser que no te quede otra.

 

Si el texto a resumir es “corto” podemos empezar a resumir directamente, aunque eso puede causar problemas simplemente tendremos que prestar más atención.

 

Resume todo lo que puedas, si el texto es de 40 líneas, cuando resumas intenta que sea máximo de 20, esto no siempre tiene porque ser así pero es para que te hagas una idea.

 

Esquemas para ayudarnos a resumir

 

Si nos enfrentamos a un texto muy largo podemos crear un esquema, eso si en un papel aparte. Recuerda que en los esquemas hay que recalcar cada división del texto y hay que encadenar poco a poco sus partes.

Pero hacer un esquema no es del todo fácil, ya que si pecamos y lo hacemos muy largo, nos servirá más bien de poco. A continuación algunas claves para mejorar la construcción de esquemas.

 

Lo primero que hay que hacer para crear un esquema es limitar el tema que vamos a esquematizar, bien por un capítulo entero, una sección del capítulo en cuestión, etc. Una vez delimitado correctamente se empieza a subrayar el texto como en los resúmenes. Ya sabes, lee y relee.

El esquema será una guía para después acordarnos nosotros mismos del tema en cuestión, por lo que no hay que rellenarlo con texto que no necesitemos. Hacerlo de forma minimalista nos obligará a acordarnos del texto que falta y nos resultará más útil en nuestros estudios.

 

Hay varios tipos de esquemas aunque todos con las mismas bases. Primero colocamos arriba del todo los temas principales del tema, debajo de cada uno pondremos la idea que cada tema quiere retransmitir. De esta otra idea puede surgir otra, y de esta otra otra más y así hasta que acabe el esquema.

 

Relacionado: Cómo se hace un folleto, Cómo se hace un estudio de mercado, Como se hace un crucigrama

Un tríptico es un recurso muy utilizado en publicidad. Ayuda a las empresas a poder ofrecer sus contenidos de una forma divertida, normalmente a modo de folletos o flyers… pero también pueden ser informativos y representativos para presentar algún tipo de trabajo o similar.

¿Necesitar saber cómo se hace un tríptico? Sigue leyendo y vamos a ver los pasos principales para que consigas hacer uno impresionante.
como se hace un triptico

Pasos para hacer un tríptico

 

Materiales

Solo necesitamos una regla y un lápiz. Un vez que lo tengamos perfecto, podemos repasarlo con un rotulador oscuro dándole un toque mucho más profesional.´

 

Piensa en el diseño del tríptico

Antes de empezar, es importante que sepamos que tríptico queremos. Con esto me refiero a cuantas veces lo vamos a doblar.
El más común suele ser aquel que tiene 2 pliegues y 3 secciones (conocidos por doblez de barril y plegado en Z). Si quieres hacer un flyer más elaborado también es posible, únicamente tienes que saber que el método que vamos a describir tendrás que adaptarlo a tu trabajo.

 

Preparación inicial

Ahora es cuando tienes que preparar el papel doblarlo. Existen algunos papeles que ya nos ofrecerán las guías para saber por dónde los tenemos que doblar; quizá valga la pena gastarse un poco más y tener la certeza de que lo vamos a hacer bien.

En el caso de que no queramos o no hayamos conseguido ese tipo de papel, no pasa nada. Para algo tenemos la regla.

 

Tomando medidas

Ahora es cuando tenemos que hacer uso de la regla: tenemos que medir el papel desde el borde izquierdo hasta el derecho. Después anotamos el dato y lo dividimos entre tres redondeándolo a un decimal para que sea más fácil su interpretación en la regla.

Ya tienes la longitud de cada uno de los apartados en los que se va a desdoblar tu tríptico.

 

Marca los puntos

Con ayuda de la regla, empieza a hacer una pequeña marca según el resultado anterior. Por ejemplo, si te ha dado 5cm, haz una marca cuando hayas medido esta distancia. De esta manera tendrás tres secciones perfectamente divididas en 5 centímetros.

Acuérdate también de hacerlo en la parte inferior del papel porque nos va a resultar de mucha ayuda.

 

Empezando a doblar

Una vez tengamos las secciones delimitadas, es hora de empezar a doblarlo. Con mucho cuidado empieza a doblar cada una de las secciones. Es importante hacerlo de forma correcta, en el caso de que se nos acabe desviando es muy probable que el tríptico ya no nos quede con la calidad adecuada.

Si te es más cómodo, delimita todas las líneas desde el principio de la hoja hasta el final de tal forma que no te puedas equivocar con este proceso.

 

Darle la forma deseada

Ahora simplemente tienes que observar la forma en la que quieres que quede doblado tu folleto. Es complicado de describirlo por aquí. El consejo más acertado es que pienses en la forma en la que abrirías uno y después intentes aplicarlo al tuyo-

Puedes ser algo complicado de leer pero, en cuanto lo hagas, será muy sencillo.

 

Informática y trípticos

La informática nos puede ayudar mucho si queremos hacer un tríptico. Programas como el Publisher o Photoshop nos pueden dar las medidas exactas para hacerlo… incluso algunas plantillas determinadas para que no nos podamos equivocar.
Lo único que tendremos que hacer es personalizarla a nuestro gusto e imprimirla en papel de tríptico.

Manual o informáticamente podemos conseguir hacer trípticos muy impresionantes.

 

Como hacer un triptico en Word

Para hacer un tríptico en word seguiremos los siguientes pasos:

  1. Vamos a menú. Seleccionar Diseño → Orientación → Horizontal. Así ponemos la hoja en horizontal, necesario para la forma de nuestro tríptico.
  2. A continuación tenemos que escoger cuantas columnas tendrá nuestro tríptico: Vamos a Menú Diseño → Columnas → Tres (Escogemos tres columnas).
  3. Ahora tenemos que habilitar el espacio entre las columnas, Para ello vamos a Menú Columnas → Más columnas, Seleccionamos la opción ‘Línea entre columnas'.
  4. Por último para estrechar el margen iremos a Diseño -> Margenes -> Estrecho.

 

Con esto tendremos la primera página. Esta será la parte interior del tríptico. De la misma forma generaremos una segunda página que será la parte exterior del triptico.

Finalmente, escogemos imprimir todo en una sola hoja y ya tendremos nuestro tríptico listo.

 

Espero que el artículo te haya resultado útil. Te agradeceré que compartas el contenido de este artículo via los botones del final del artículo. No te cuesta nada y a mi me ayudas a seguir.

 

Relacionado: Como se hace un folleto, Como se hace una tesis

 

Un blog es un espacio personal donde cada persona puede escribir el contenido que quiera, pero siempre respetando unos pequeños límites que veremos en los siguientes apartados. En este artículo veremos cómo se hace un blog.

Crear un blog no es nada complicado. En Internet vas a encontrar varias maneras de hacerlo de una forma sencilla y prácticamente automática. En este artículo vamos a ver las dos formas más destacadas para tener tu blog en solamente un par de minutos.

como se hace un blog

 

Páginas para crear tu blog gratuito

 

Blogger

Blogger es la web de creación de blogs más famosa que cuenta con todo el apoyo del gigante Google. El único requisito que necesitamos en tener una cuenta de Gmail y entrar a www.blogger.com.

Simplemente le damos a crear blog y seguimos los pasos.

Tendremos que elegir un título, una categoría y una plantilla principal. También tendremos que seleccionar la URL pero mucho cuidado, una vez que la elijamos no se podrá cambiar.

¡Y ya está! Nuestro blog habrá sido creado. Si quieres empezar a crear contenido pulsa el botón de entrada nueva y familiarízate con las opciones de texto que te aparecen.

Blogger tiene un montón de opciones para poder personalizarse. Puedes cambiar el diseño en la opción de Plantilla o Diseño, monetizarlo con ingresos, ver tus comentarios, redes sociales, widgets… la idea es que vayas analizando cada campo por separado para ver lo que más te conviene.

 

WordPress

Otra de las grandes apuestas por parte de los usuarios. La gran ventaja de WordPress es que dispone de dos opciones.

 

Igual que en Blogger: Simplemente tenemos que entrar en WordPress.com y registrar nuestro blog de la misma manera que hemos hecho con la opción anterior.

Su interfaz es un poco menos intuitiva que la de Blogger, aunque tiene muchas más opciones. En entradas podremos empezar a introducir contenido a nuestro blog.

Una de las ventajas que tiene WordPress frente a Blogger son los plugins. Son pequeñas funcionalidades que pueden hacer que tu web haga cualquier cosa: Paquetes de SEO, integración con redes sociales, filtros SPAM, controlador de tráfico… y así hasta lo que queramos.

El único problema es que la versión estándar de WordPress, la que encontramos vía web, no nos dejará realizar la instalación de esos plugins.

 

Instalación en nuestro servidor: Esta es la mejor opción sin lugar a duda. Para ello tenemos que tener contratado un hosting o un simulador de servidor en nuestro ordenador (por ejemplo, Wampp te puede valer para ello).

Para esto necesitamos conocimientos avanzados de informática. Simplemente hay que copiar la carpeta por FTP, crear un base de datos, introducir esos datos en wordpress y ya lo tendrás listo.

Lo bueno de este método es que tu tendrás bajo control cualquier cosa que pasa en la web. Podrás acceder a cualquier parte del código para que puedas modificarlo a tu antojo, instalar plugins y no estarás sujeto a las políticas restrictivas de WordPress.

 

Principales limitaciones de un blog en un servidor que no es el tuyo

 

 Contenido pornográfico

Las políticas de las empresas establecen que no puedes alojar contenido pornográfico en sus servidores. Normalmente si lo haces no vas a tener problemas porque es difícil que puedan detectarlo… pero a veces pasa y es conveniente tener una copia de seguridad por si acaso.

 

Warez

Aquellas páginas que tienen enlaces fraudulentos solo con la intención de ganar dinero. Esta práctica si que está muy perseguida por los servidores.

 

Enlaces de descargas

Con la nueva ley en marcha, las páginas que tengan enlaces a contenido con copyright son eliminadas.

 

Si vas a crear un blog, ya sabes las dos mejores opciones para empezar.

 

Relacionado: Como se hace una página web, Como se cita una pagina web

 

Si este artículo te ha gustado te agradecería que lo compartieras en las redes sociales. No te cuesta nada y a mi me ayudas a seguir. Gracias por tu colaboración.

 

Las personas que aún no saben crear su árbol genealógico, este método les va a ser de mucha ayuda para descubrir su historia familiar en base a la investigación. Hasta este momento usted habrá solamente oído relatos sobre su actual familia y seguramente habrá hecho dibujos o escritos en base a datos de apellidos encontrados en Internet. En este artículo veremos cómo se hace un árbol genealógico.

 

como se hace un arbol genealogico

 

Pasos para hacer un árbol genealógico

 

1. No prestar atención a las historias poco reales que aparecen en Internet y en los diccionarios de apellidos.

No podemos meternos la idea en la cabeza de que nuestros antepasados pertenecieron a romanos, godos, héroes que siempre aparecen cuando buscamos cualquier apellido. Debemos empezar desde nosotros hacia atrás y tener siempre bien puestos los pies sobre la tierra.

 

 2. Tomamos bolígrafo y papel

A pesar de que estamos en el siglo de la tecnología, no será necesario utilizar un software informático para dibujar nuestro árbol genealógico, lo mejor es sentarnos cómodamente con un papel y empezar. Empezamos con lo más fácil y cercano a nuestro árbol genealógico; yo, mis padres, mis abuelos, algún bisabuelo (en caso de que lo recuerde), y después preguntarnos ¿A quién más recuerdo? Procedemos a anotar todos y cada uno de los antepasados de los cuales tenemos conocimiento, lugares, fechas, circunstancias, oficios, si pertenecían a alguna organización. Debemos dejar por escrito tanto los datos de los que tenemos total seguridad como de los que tenemos dudas, los cuales podemos marcarlos con algún símbolo para averiguarlos posteriormente.

 

Que otros datos podemos conseguir y averiguar en nuestra casa.

Primero que todo debemos mostrarle el árbol genealógico que hemos dibujado hasta el momento a nuestros familiares para ampliar o corregir la información. Debemos revisar documentos y álbumes antiguos para tratar de encontrar datos que nos puedan ser útiles, en estos podemos encontrar fotos de personajes que no recordamos y lugares familiares. En los documentos podemos encontrar datos de personas nacidas hace muchos años y referencias que nos pueden resultar interesantes. Entre los documentos que podemos encontrar y revisar están, títulos de propiedad, carnets, particiones, testamentos, entre otros.

 

Indagar a nuestros familiares

En todas las familias hay personas que tienen una memoria envidiable y que recuerdan sucesos o nombres de parientes lejanos y probablemente esta persona guarde álbumes de fotos y documentos que pueden ser vitales para completar los datos de nuestro árbol genealógico.

En nuestra primera hoja deben estar escritos nombres y referencias que hemos encontrado hasta el momento. En una nueva hoja mediante una charla amena con nuestro familiar podemos ir anotando todos los datos de los familiares que aún no tenemos consignados en el papel. También podemos tomar en cuenta las leyendas familiares así no tengamos la seguridad de que sean ciertas, ya que pueden darnos pistas sobre otros datos de familiares lejanos.

Aunque sean pocos los familiares a los cuales les podamos consultar nuestras inquietudes, conviene decirles a los otros familiares que hemos estados realizando nuestro árbol genealógico para que nos den un consejo o nos aporten algún dato que pueda ser importante. De esta forma podemos encontrar ayudantes inesperados con los cuales podemos completar nuestro árbol.

 

Verifiquemos nuestro árbol.

Luego de que hayamos realizado nuestra primera ronda de averiguaciones podemos tener nuestro primer arbolito ya bien formado. Seguramente habremos tenido algunas sorpresas y habrán aparecido nombres que no esperábamos, así como lugares e historias que eran desconocidas para nosotros y poco a poco vamos descubriendo que algunas ramas son más conocidas que otras, teniendo en cuenta que entre más consultemos y averigüemos, más datos podremos encontrar para seguir construyendo nuestro árbol genealógico.

 

Relacionado: Como hacer un triptico a mano, Como se hace un folleto

 

Espero que este artículo te haya sido muy útil. Te agradeceré si lo compartes en las redes sociales. Gracias por adelantado por tu colaboración.

 

La salsa blanca sirve para muchísimas comidas, y en todos los que se incluye le da un toque exquisito. Lo primero que debes saber es que la salsa blanca también es conocida como salsa bechamel, de hecho en muchos sitios no la conocerán como salsa blanca sino como bechamel simplemente. Se utiliza principalmente en platos de origen francés aunque también se ve mucho en la cocina italiana como la tan conocida lasaña. En este artículo veremos como se hace la salsa blanca.

 

También debes saber que la salsa blanca o bechamel se utiliza también como ingrediente principal para otras salsas como la salsa mornay que es salsa blanca con un añadido de queso.

 

Hablando de historia, el bechamel o salsa blanca lleva en Europa al menos trescientos años. Nadie sabe en qué momento se empezó a hacer la salsa blanca exactamente. Se comenta que los cocineros de la nobleza de la época podían almacenar leche agría y así fue como inventaron la primera versión de esta salsa maravillosa.

 

como se hace la salsa blanca

 

Preparación

 

Aunque hay diferentes tipos de salsa blanca generalmente todas se hacen batiendo la leche con mantequilla y harina. La espesura dependerá de la cantidad de leche y harina en la receta, a más harina más espesa, a más leche más líquida. Vamos al meollo del asunto a ver los ingredientes que la componen.

 

Ingredientes salsa blanca o bechamel

  • Media cucharada pequeña de nuez moscada, a ser posible recién rallada
  • Dos cucharadas pequeñas de sal
  • Cuatro vasos de leche
  • Cuatro cucharadas de harina
  • Cinco cucharadas de mantequilla

 

Cómo se prepara?

 

  1. En una cazuela de tamaño mediano pon a calentar la mantequilla a fuego mediano tirando a bajo hasta que finalmente se derrita.
  2. Introduce la harina y remueve hasta que el conjunto este suave.
  3. Empieza a cocinar a fuego mediano hasta que el conjunto obtenga “color dorado”, aproximadamente serán unos siete minutos.
  4. Mientras esperas los siete minutos puedes poner la leche a calentar en otro recipiente a parte, déjala calentando hasta que este casi hirviendo.
  5. Introduce la leche ya caliente a la mezcla fabricada con mantequilla, empieza a batirla hasta conseguir que este extremadamente suave.
  6. Caliéntalo hasta que hierva.
  7. Para finalizar sigue cocinándolo durante diez minutos más o menos removiendo de forma constante.
  8. Quítalo del fuego y termina sazonando con sal y nuez moscada.

 

Algunas variaciones de la salsa blanca o bechamel

Si te encanta la salsa blanca y quieres seguir explotándola todo lo que puedas y más pero no sabes cómo, aquí te damos unas cuantas ideas para modificar un poco la receta original.

 

Salsa Soubise: Añade cien mililitros de puré de cebolla previamente cocida a la mezcla.

 

Salsa Mornay: Añade de sesenta a setenta gramos de quesos fundidos variados. Generalmente se utiliza mitad de queso parmesano y mitad de queso gruyere aunque también se puede hacer con emmental más gruyere o cheddar blanco con gruyere. Esta salsa se suele utilizar para preparados de mariscos o verduras gratinándolos o simplemente cubriéndolos.

 

Salsa Aurora: Simplemente añadir dos cucharadas soperas de tomate triturado.

 

Salsa Española: A la salsa blanca se le añade jugos de carne y vino. Para conseguir el color que diferencia a esta salsa de las demás se tiene que colorear la mantequilla y la harina. Se suele utilizar para acompañar carnes y guisados.

 

Salsa verde: Se le añade berro y perejil, también vinagre en muy poca cantidad y algo de mostaza. Para finalizar una yema de huevo. Ideal para pescados hervidos además de asados en parrilla.

 

Salsa con atún: Añadiendo atún, un poco de zumo de limón y extracto de tomate consigues esta exquisita salsa perfecta para arroces y pastas.

 

Si te interesa el artículo compártelo en tus redes sociales. Puedes utilizar los botones de la zona inferior.

 

Relacionado: Como se hace la lasaña

 

El yogurt es un postre muy natural que suele estar presente en las neveras de la mayoría de los hogares. La razón es que es un elemento bajo en grasa y muy digestivo, por lo que podemos tomarlo sin temor a engordar (dependiendo de si lo endulzas o no).

En este artículo te vamos a enseñar cómo se hace el yogurt natural en tu propio hogar, tan solo necesitando unos pocos ingredientes y unos diez minutos de tu tiempo. Te aseguramos que cuando lo pruebes, no habrás comido nada igual porque su sabor difiere bastante del yogurt comercial al que estamos acostumbrados.

 

como se hace el yogurt

 

Receta para hacer yogurt casero

Lo primero que necesitaremos es unos recipientes donde poder introducirlos. Tenemos que calcular cuántos vamos a utilizar en función de la leche que utilicemos. Es de vital importancia que estén limpios y perfectamente secos. Si son de cristal, mucho mejor.

 

Ingredientes

 

-Leche: No vamos a especificar ninguna medida porque eso lo tienes que decidir tú. Calcula la cantidad de leche en base a si vas a hacerlo para toda tu familia o solo para ti. Puede costar un poco al principio acostumbrarse a este cálculo pero, la segunda vez que lo hagas, no tendrás ningún tipo de problema.

-Termómetro: Necesitamos controlar que la temperatura llegue a 90º sin pasarnos. Podremos encontrar termómetros que calculan la temperatura con palo de metal que incluyen. Simplemente tenemos que colocarlo en la leche para saber cuál es la temperatura exacta.

-Recubridores: En realidad es algo para cubrir los recipientes. En el caso de que tuviera una tapa sería mucho mejor. La idea es retener el calor el máximo tiempo posible. Nos puede valer el clásico papel de film o similares siempre y cuando se ajuste bien al recipiente.

-Yogur natural: Si, puede parecer absurdo pero para hacer yogurt necesitamos yogurt. Es de vital importancia que no tenga azúcar para que no se arruine la mezcla.

 

Proceso de elaboración

 

El primer paso es poner una cucharada de yogurt en los frascos que hemos elegido.

Después pondremos a calentar la leche poco a poco hasta que alcance los 85º. Es importante ir removiéndola de forma continua para evitar que la leche pueda llegar a corromperse (por ejemplo, podría quedarse pegada en el fondo?

Una vez que llegue a la temperatura es necesario que apagues el fuego hasta que llegue a los 45º. Es importantísimo que no baje de esa temperatura, si lo hace, podemos volver a encender el fuego para llegar hasta a ella.

En ese momento ya estamos listos para servirlos en los frascos que hemos preparado con la cuchara de yogurt. Es conveniente llenarlos al máximo para evitar la entrada de aire en ellos.

Cubrimos los tarros con el elemento recubridor que hemos elegido. Si tenemos la posibilidad de envolverlos en una manta puede ser la opción más adecuada. La idea es que esa mezcla fermente reteniendo el calor el máximo tiempo posible.

Los dejamos reposar un mínimo de 6 horas en un lugar cálido (de ahí la importancia de la manta)

Una vez reposado, ya los podremos meter en la nevera. A partir de este punto tendremos que esperar 4 horas hasta que adquieran la textura cremosa que se espera de ellos.

Entonces ya tendremos nuestros yogures listos para comer.

 

Conservación

El yogur puede conservarse de esta manera, aproximadamente, 8-10 días. Una vez abierto debe de consumirse de inmediato, de lo contrario no tardará en ponerse malo (ya que la fermentación llegará a su fin)

Y esta es una forma original y barata como hacer yougurt casero en nuestra casa.

 

Si este artículo te ha resultado útil, ¡compártelo! Puedes usar los botones inferiores. No te cuesta nada y a mi me ayudas a seguir. Gracias por tu colaboración.

 

Relacionado: Como se hace el pan, Como se hace el queso

 

El queso es uno de los elementos fundamentales que no pueden faltar en la mesa a la hora de comer. Su textura cremosa hace que acompañe a casi cualquier tipo de comida. Podemos encontrar distintos modelos de quesos que se ajustará a las necesidades de cada persona; variará el sabor, la textura, el proceso de elaboración.

¿Alguna vez te has parado a pensar cómo se fabrica el queso? ¿Si, verdad? Pues por si acaso no lo tienes demasiado claro, aquí te vamos a dar una pequeña guía de como se hace el queso.

 

como se hace el queso

 

Proceso de elaboración del queso

 

Fermentación

El primer elemento que se necesita en la fabricación del queso es leche cruda. Dependiendo del tipo de queso que se quiere obtener, se utilizará leche de vaca o cabra, además de otras variedades como soja, avena, arroz aunque la elaboración puede ser distinta.

Tampoco es necesario que la leche esté cruda pero, sabiendo que hay tantos procesos para elaborarlo, nos vamos a basar en ese.

Lo primero es conseguirla. La idea es tener vacas para ordeñarlas y tener la materia directamente para usar. En ese momento es cuando se le empiezan a añadir sustancia (mohos, fermentos y bacterias lácticas) que nos ayudan al proceso de maduración de la leche. De esta forma empezará a adquirir aromas, sabores y texturas propias para conseguir tener las propiedades del queso que ya conocemos.

 

Proceso de coagulación

Una vez que hayamos terminado de introducir las sustancias anteriores, es el momento de introducir un nuevo elemento: el cuajo. Necesitamos dos tipos, el vegetal que se elabora haciendo uso de unas plantas determinadas y el animal que se obtiene del estómago de algunos animales.

Pero tranquilos, no están destripando animales cuando se ponen a elaborar el queso. Este cuajo normalmente se puede comprar en la farmacia o en algún comercio que se encargue de distribuirlo.

Una vez añadida la sustancia, la leche empezará a coagularse convirtiéndose en el queso que ya conocemos. Pero para ello tenemos que tener en cuenta un factor muy importante: La temperatura. Tenemos que asegurarnos de que se encuentra en tono momento en torno a los 30-32 o nunca llegará a cuajar.

Una vez que haya empezado a cuajar veremos cómo aparecerán texturas que nos van recordando al queso que ya conocemos. En este momento habrá que esperar 45 minutos y empezar a cortarlo con cuchillas especiales.

 

Corte del queso

La idea es cortarlo basándonos en el tamaño final que queremos obtener. Si queremos conseguir quesos más pequeños no hay problema porque es más fácil que cuajen.

Una vez se haya acabado con este proceso, tendremos que extraer el líquido o suero resultante de la mezcla y aislarlo del queso.

 

Prensado

Una vez tengamos ya el primer modelo de queso, tendremos que introducirlo en una especie de molde que se llama empleita. Para evitar que se salga, estos moldes son capaces de ejercer una presión adecuada.

También nos servirá para dar al queso la forma que deseemos en base a nuestras necesidades.

 

Salado

Este proceso se puede aplicar directamente sobre la masa o después de ella. Normalmente se le pone sal gorda en una capa y otra (dejándolo reposar entre cada proceso).

Después de eso se llena todo el recipiente de agua y se lo deja reposar 12 horas. Después de eso se elimina la sal que nos haya podido sobrar (que el queso no haya absorbido).

 

Maduración

Dependiendo del tipo de queso, este proceso durará más o menos. Puede durar unas horas o meses. La idea es que se eliminen posibles gérmenes que pudiera tener la leche y darle la consistencia adecuada.

 

Esta es una pequeña guía para saber cómo se hace el queso, aunque puede variar en algunos aspectos, suele ser común a todos ellos.

 

Relacionado: Como se hace una pizza

 

El pan es un elemento que acompaña a todas las comidas… llegado hasta el punto de que hay personas que son incapaces de comer si no está. Su elaboración es muy sencilla, de tal forma que cualquier persona puede prepararlo sin problemas, no necesitas ser un cocinero experimentado para ello. Es cierto que hay distintos tipos de panes y todos difieren en su elaboración, pero hoy os vamos a enseñar como se hace el pan tradicional. Te quedará muy esponjoso, mucho mejor que el que puedas comprar en cualquier supermercado que haya sido descongelado y horneado.

 

como se hace el pan

 

Receta para hacer pan casero

 

Vamos a suponer que queremos hacer 1kg de pan (de manera aproximada)

Necesitaremos:

-750 gr de harina de fuerza (mucho cuidado con comprar la de hacer bizcochos o similares porque saldrá una cosa completamente diferente)

-20 gramos de levadura fresca o una cucharadita de levadura seca que usan los panaderos (puedes comprarla en cualquier panadería)

-media cucharada de sal

-Una medida de 450cc de agua templada.

-Harina extra para poner en la mesa.

 

Preparación del pan casero

 

Mezcla principal

Lo primero que tenemos que hacer es tamizar la harina para conseguir que nos salga lo más fina posible. Es recomendado hacerlo varias veces para conseguir una mejor efectividad.

Mezcla la levadura fresca con el agua templada (ten mucho cuidado ya que la temperatura del agua jamás deberá de subir por encima de los 40º).

Una vez mezclada tenemos que esperar un cuarto de hora. De esa manera estamos iniciando un primer reposo que nos garantiza que la mezcla quedará perfecta.

Coloca la harina en un bol y haz un agujero en medio (similar a la imagen de un volcán). Entonces empieza a verter la mezcla de agua y levadura que hemos creado antes. Es importante hacerlo poco a poco mientras vamos removiendo todo, de esta forma evitaremos que se creen grumos.

Después tenemos que hacer una pequeña valoración de la mezcla final. Si la notamos poco consistente tendremos que añadir un poco más de harina. Si, por el contrario, notamos que la masa está seca, tendremos que añadirle agua sin pasarnos.

Es complicado establecer unas medidas exactas porque muchas cosas pueden variar. Es por eso por lo que tendremos que ajustar la mezcla en función a como nos salga.

 

Amasado

Colocamos harina no usada sobre la mesa y ponemos la mezcla encima. Empieza a extenderla con un rodillo añadiendo más harina si fuera necesario.

En el momento en el que no se encuentre pegajosa, sería ideal para estirarla y darle la forma que deseemos.

 

Fermentaciones

Una vez que tenemos la forma adecuada, coloca la masa en un lugar fresco y tápala bien. Deja que pasen aproximadamente tres cuartos de hora, en el momento en el que veas que ha duplicado su tamaño, es que está lista.

Después de eso se vuelve a amasar dándole una forma redondeada. Finalmente se vuelve a cubrir y esta vez la dejaremos en reposo cerca de una hora.

Una vez que esté listo nos daremos cuenta de que el tamaño ha vuelto a aumentar.

 

 Horneado y secado

Ahora nos toca meterlo al horno. Precalentamos el horno a 230º y metemos el pan junto con una bandeja de agua caliente.

Hacemos una pequeña incisión al pan. Cuando pasen 20 minutos sacamos la bandeja del horno y esperamos a que termine de hacerse.

En el momento en el que esté listo tan solo tenemos que apagar el horno y dejar enfriar en él.

Lo dejamos reposar hasta que este totalmente frio y ya tendremos el pan listo para su consumo. ¿Fácil, verdad?

 

Espero que te haya resultado útil y además agradeceré que compartas el contenido en tus redes sociales. No te cuesta nada y a mi me ayudas a seguir. Gracias por tu colaboración.

 

Relacionado: Como se hace el budin de pan