Saltar al contenido

Las pizzas son esas comidas que a todo el mundo les gusta y que por su sabor y su forma tan simple de cocinarlas, están en la lista de la compra de prácticamente todas las familias con niños o sin ellos.

Las pizzas normalmente se pueden comprar ya hechas, en el apartado de refrigerados de cualquier supermercado. Éstas pizzas suelen ser buenas dependiendo de la marca o ingredientes que lleve, y dependiendo en primer lugar de los gustos del comensal, por supuesto.

Por otra parte si eres de ese tipo de persona que no le agrada demasiado el comprar ya los productos pre cocinados, te mostramos a continuación las instrucciones para cocinar tu mismo la masa de tu pizza, para que puedas disfrutar del placer de esta comida realizada con tus propias manos.

 

como se hace la masa de pizza

 

Ingredientes para hacer masa de pizza

Para cocinar nuestra pizza necesitamos (para unas 4 personas):

400 gramos de harina (preferiblemente de fuerza)
Un paquetito de levadura fresca
50ml de aceite de oliva
Una cucharadita de sal
250ml de agua templada

 

Paso a paso para cocinar masa de pizza

En primer lugar pondremos en un bol grande la harina y haremos un hueco en medio con el dedo. A continuación disolveremos el paquetito de la levadura en los 250ml de agua templada (unos 37 grados) para después echar la mezcla en el centro del hueco que hemos realizado antes en el bol de la harina.

Con una cuchara de madera iremos mezclando bien los ingredientes del bol desde dentro hacia fuera hasta que veamos que más o menos se ha mezclado todo bien. A continuación añadiremos los 50ml de aceite de oliva a la mezcla junto a la sal, y seguiremos mezclando todos los ingredientes hasta que nos quede lo que ya va pareciendo una masa pero algo pegajosa.

A continuación nos haremos un hueco en la encima donde poder amasar y que nos quepa bien la masa ademas de tener la libertad suficiente para amasarla. Pondremos un poco de harina en la encimera y a continuación pondremos sobre ella la masa de la pizza. Añadiremos poco a poco harina hasta que ya no se nos pegue, y a continuación pasaremos al paso más importante que es el de refinar la masa.

Para refinar la masa solamente debemos de formar una especie de churro con la masa e ir retorciéndolo unas cuantas veces, después formaremos una bola de nuevo y amasaremos durante unos 10 minutos. Este truco hace que la masa quede mucho mejor a la hora de subir.

El siguiente paso es formar una bola con la masa y meterla en un bol de nuevo con un poco de harina alrededor. Taparemos el bol con un film transparente y esperaremos unos 40 minutos para que suba.

La masa debe de doblar su tamaño para que esté perfecta para comenzar a usarla. Un truco para saber si está lista es (cuando haya pasado el tiempo de espera de reposo) tocarla con un dedo por algún lateral, si la masa vuelve a su sitio por el lado que la hemos tocado es que ya está lista para el siguiente paso.

El último paso es formar ya nuestra base de pizza, sacaremos la masa del bol y la estiraremos con un rodillo formando la forma que queramos. Esta masa nos ocupara toda la bandeja del horno o nos dará para hacer dos pizzas medianas.

Puedes colocar en ella los ingredientes que quieras y una vez hecha, puedes hornearla durante unos 20-25 minutos hasta que el queso empiece a dorarse.

¿Qué es el gazpacho?

Los gazpachos son dos tipos de comidas totalmente diferentes y que se diferencian por su nombre y sus ingredientes; Una de ellas es el gazpacho manchego, cocinado a forma de guiso con tortas de pan, especias, conejo o perdiz y pudiendo ser acompañado de varias verduras también. Por otra parte tenemos el gazpacho andaluz, que es el que podremos cocinar hoy con la receta que vamos a escribirte a continuación.

como se hace el gazpacho

¿Qué lleva el gazpacho andaluz?

El gazpacho es una especie de sopa que se prepara con hortalizas como el tomate, la cebolla, el pimiento y el pepino, y aderezado de forma muy parecida a la de una ensalada. Se sirve de forma que todos sus ingredientes están triturados y de forma liquida, formando una especie de sopa fría que es muy común el tomarla en verano en cualquier comunidad autónoma, sobre todo en el sur de España.

¿Cómo cocinar el gazpacho andaluz?

Con los siguientes ingredientes tendremos raciones para 6 personas:

1 pimiento verde
8 tomates maduros
1 pepino
100 gr de pan del día anterior, o pan duro
1 diente de ajo
250ml Aceite de oliva
50ml Vinagre de Jerez
250ml agua fría
Sal

Como nota a tener en cuenta, se le puede añadir cebolla si se desea pero nunca podremos sustituir el pimiento verde por el rojo ya que este es muy dulce de sabor.

 

Paso a paso para hacer un gazpacho andaluz

Lo primero que tenemos que hacer es lavar todas las verduras y trocearlas. Pelaremos el pepino y formaremos rodajas y haremos lo mismo con los tomates pero sin pelarlos, también trocearemos el pimiento y los trozos de pan.

En segundo lugar podemos hacer el gazpacho de dos formas, o bien con la ayuda de una batidora o bien con un robot de cocina como la thermomix por ejemplo.

Si elegimos la forma normal con una batidora normal y corriente, necesitaremos incorporar todas las verduras trituradas junto al pan y la sal al vaso de la batidora y añadirle las medidas de aceite, vinagre y agua que nombramos en los ingredientes.

Si queremos elegir la forma de triturar con la thermomix el procedimiento es el mismo, pero programando máxima velocidad durante unos 4 minutos para que quede una textura perfecta.

Una vez triturados todos los ingredientes los pasaremos por un colador para separar posibles semillas que hayan podido quedar, y una vez hecho meteremos en la nevera nuestro gazpacho para que enfríe.

Recuerda que cuando lo metas en la nevera, si es un recipiente abierto este cubierto con algo de film transparente para evitar que se oxide. Tendremos que esperar unas dos horas antes de poder consumirlo. Es una receta que se agradece el tomarla muy fría, pero no es nada conveniente añadirle hielo ya que sino la consistencia quedara muy aguada y el sabor quedará diferente.

Se puede consumir de un día para otro sin problema, siempre y cuando esté bien conservado en la nevera. Como extra a la hora de consumirlo, se pueden picar varias de las verduras que lleve el gazpacho en su interior y ponerlas a modo de decoración encima de cada ración, y acompañadas de unos ricos picatostes que pueden ser el acompañamiento perfecto para nuestro gazpacho andaluz.

Esta receta es perfecta para realizarla en cualquier celebración o cualquier comida o cena veraniega que podamos organizar en nuestra casa, pudiendo servirnos de primer plato de un menú, ya que por su exquisito sabor puede gustarles tanto a pequeños como a adultos y además la tendremos lista en tan solo unos 15 minutos, contando aparte el tiempo para que enfríe en la nevera.

Los pasatiempos como crucigramas son ese vicio que muchas personas tienen y que a lo largo de los años les ha servido incluso para aumentar su nivel de cultura.

Los crucigramas es algo que ya nuestros abuelos y padres hacían y que si tenemos la suerte de que todavía vivan, puede que todavía sigan con ese vicio que arrastraban todas las tardes al entrar la noche mientras esperaban para preparar la cena o similares.

Este tipo de actividad ayuda sobre todo a activar nuestra capacidad de aprendizaje e incluso de memoria, y sobre todo entretiene de una forma sana y saludable que es lo más importante.

 

como se hace un crucigrama

 

¿Cómo podemos crear un crucigrama?

Crear un crucigrama desde cero puede ser incluso más entretenido que el hecho de poder resolverlo.

Para crear un crucigrama primeramente necesitaremos crear las las celdas que corresponderán a las letras de las palabras que vayan a ir en su interior. Lo mejor que podemos hacer es crear un crucigrama cuadrado, es decir que tenga el mismo número de huecos tanto horizontalmente como verticalmente.

A continuación, cuando ya esté toda la estructura del crucigrama completa, podemos empezar a añadir las palabras en su interior. Comenzaremos con una primera palabra, en la fila superior izquierda y de forma horizontal. Procuraremos que se trate de una palabra larga, y acto seguido dejaremos un espacio en blanco a continuación que servirá para separar esa palabra de la siguiente.

Una vez tengamos la palabra, escribiremos aparte en un apartado que crearemos para escribir las definiciones, su significado y el numero en el que se encuentra del casillero, en este caso 1.Horizontal, ya que se encuentra en la columna numero uno.

Acto seguido añadiremos otra palabra seguido del espacio en blanco que hemos creado delante de la palabra escrita, y en la lista de definiciones podemos describirla con su correspondiente número que seria 1.2 Horizontal (fila número uno, puesto número dos).

Repetiremos el mismo procedimiento en todos los cuadros, siempre dejando a la derecha de la palabra escrita, y haciendo lo mismo de forma vertical siempre coincidiendo las letras de unas palabras con otras.

Una vez realizado, pintaremos en negro o en cualquier otro color los espacios en blancos que separan cada palabra, para no crear confusión a la hora de realizar el crucigrama.

Este tipo de crucigrama lo podemos crear a ordenador y una vez realizado todo, borrar las palabras de dentro del crucigrama para que cualquiera que quiera pueda realizar nuestro crucigrama desde el ordenador mismo o bien imprimiendolo en papel.

¿Cómo llevar a cabo un crucigrama?

Si no se tiene práctica a la hora de realizar un crucigrama, puede que al principio resulte algo difícil el poder llevarlo a cabo, por lo que te damos algunos consejos que puedes seguir para facilitarte el poder terminarlo con éxito.

En primer lugar, lee con atención todas las definiciones y rellena los espacios con las palabras que realmente estés seguro que sabes. Si sabes de palabras largas te ayudará a resolver el resto de palabras más fácilmente.

En segundo lugar, puedes arriesgarte con el resto de palabras que puedas dudar, si estás utilizando un lápiz no tienes de que preocuparte ya que en caso de error puedes borrar la palabra que hayas escrito.

Poco a poco puedes ir rellenando el resto de palabras partiendo de las que ya sabías seguro, y al final podrás completar el crucigrama por completo.

En los crucigramas que podemos adquirir comprando en un kiosko, casi siempre suelen tener las mismas definiciones o muy parecidas, lo que ayuda bastante a activar la memoria y recordar nuevas palabras que podamos aprender.

Cuando vamos al supermercado o a cualquier establecimiento especializado en vinos, nos encontramos con una gran cantidad de esta bebida de la mano de distintos fabricantes. Tinto, rosado y blanco son los tres tipos de vino diferentes… además, depende del proceso podemos diferenciar reserva, gran reserva, vinos de la rioja, cosecha, crianza…
En este artículo te vamos a enseñar como se hace el vino, el proceso que se sigue para elaborarlo y las diferencias principales para que aprendas a diferenciarlos. Es un proceso muy elaborado que da trabajo a una gran de personas alrededor de todo el país.

 

como se hace el vino

 

Vendimia

En este proceso se recogen tolas las uvas que son aptas para la elaboración de los vinos (y otros productos). Las vendimias se realizan entre los meses de febrero y abril.
Existen una serie de factores que tendremos que tener controlados para obtener los distintos tipos de vino: condiciones climáticas, tipo de uva, vino deseado y la zona de producción.
Además, existen dos tipos de producción.

 

Vendimia natural

Esta técnica de vendimia permite a los recolectores seleccionar las mejores uvas. Este hecho encarece bastante el coste de la producción. Estas uvas son utilizadas en los vinos que tienen la mejor calidad.

 

Vendimia mecánica/automática

Este proceso se sigue para recoger cualquier tipo de uva; al no poder seleccionarse una a una, no se puede asegurar una calidad óptima.
Este proceso está pensado para ahorrar costes de producción, normalmente para su uso en fiestas tradicionales o similares.

 

Proceso de fabricación del vino

 

Aplastado o prensado

Se ha avanzado mucho en este aspecto a lo largo de los tiempos. En algunas localidades todavía se puede ver a gente descalza aplastando las uvas en un enorme recipiente. Esto se hacía inmediatamente después de la recolección.
Actualmente, existen “prensas neumáticas” que se encargan de facilitarnos ese proceso. Además de meterlas en esos recipientes, se procede a eliminar cualquier sustancia extraña que pueda enturbiar el sabor resultante. La idea de este proceso no es convertir la uva a puré, si no extraer el líquido de ella. De hecho, se intenta evitar que la propia piel de la uva quede impregnada en el contenido para que tenga más sabor.

 

Proceso de fermentación

En este proceso es donde ocurre la verdadera transformación del vino para conseguir ese sabor tan característico tal y como lo conocemos.
Dependiendo del tipo de vino, tendrá más o menos fermentaciones.

Después de la primera fermentación, se sigue una fermentación maloláctica donde las bacterias que conforman el vino se encargan de reducir la acidez que pudiera tener el vino.
Después de esto se suele producir una segunda fermentación (sobre todo en vinos espumosos) .

 

Maduración

Este es el proceso que diferencia los distintos tipos de vino. Para que este líquido adquiera el sabor al que estamos acostumbrados, se introduce en unas barricas de roble; se le echan algunos productos y se deja madurar.
Dependiendo del tiempo que esté en maduración, se creará un tipo de vino u otro.

Vinos jóvenes: Son aquellos vinos que han pasado muy poco tiempo en la barrica (o que ni tan siquiera han estado ahí). Normalmente son vinos de baja calidad.

Vinos de crianza: Vinos que han pasado en barricas o en botellas entre 6-12 meses. Se consiguen unos sabores muy buenos durante este tipo.

Vinos de reserva: El tiempo de maduración de estos vinos en barrica ha sido de 12 meses y de al menos 4 años de reposo en botella.

Vinos de gran Reserva: Vinos que han reposado 2 años en barrica y, al menos, 3 en botella, vendiéndose al sexto año después de haberse elaborado.

 

Relacionado: Como se hace el queso

Seguro que conoces la popular bebida llegada de Cuba llamada Mojito, más de una vez la has tomado en bares y pubs de tu ciudad, ya sea con mayor acierto o menos por parte del camarero, mayor o menor elaboración, pero, ¿conoces su historia, de donde viene y cómo se popularizó? y lo que es más importante, ¿sabes cómo se hace un mojito?

 

Historia del Mojito

Según cuenta la historia, fue a finales del siglo XVI cuando un famoso pirata Richard Drake, que navegaba en bajo las órdenes del capitán Francis Drake (a quien erróneamente se atribuye esta bebida históricamente), el primero en realizar la mezcla de los ingredientes del Draquecito que posteriormente se conocería con el nombre de Mojito. Los ingredientes que incluía la mezcla eran aguardiente (que no es otra cosa que Ron antes de ser envejecido), lima, azúcar, menta y otras hierbas, y más que para divertirse, este mezcla tenía su significado, el aguardiente era para hacer entrar rápidamente el cuerpo en calor, la lima para combatir el escorbuto común en largos viajes en barco por deficiencia de vitamina C, el azúcar conseguía que la mezcla fuera mejor digerida y las hierbas refrescaban un poco y facilitaban que fuera bebida.

Evidentemente con la mejora del refinado del ron la mezcla fue cogiendo mayor calidad y comenzó a popularizarse, pero no llegó a su clímax hasta que Ernest Heminguay pronunció su famosa frase que día tras día tomaba su vaso de Mojito en La Bodeguilla del Medio, famoso local cubano al que se atribuye el comienzo de su comercialización.

 

Cómo se prepara un buen Mojito

Te vamos a dar los ingredientes y explicar los pasos para que seas capaz de hacer un excelente mojito por ti mismo, así, tendrás en tu mano la posibilidad de crear uno de los más famosos cócteles y refrescantes para el verano.

Vamos a comenzar por dar los ingredientes del mojito clásico y original cubano, podrás utilizar menta o hierbabuena, que viene a ser muy parecido ya que la hierbabuena es una variedad de menta, pero si lo que quieres es ceñirte a la receta original deberás utilizar la menta.

 

Ingredientes del Mojito

● Lima
● 7-10 hojas de menta o hierbabuena frescas
● Ron blanco (seguramente estés pensando en una marca en concreto, puedes usar el que más te guste, pero piensa que a mayor calidad del ron mayor calidad del mojito)
● Sprite o 7up
● Azúcar (puedes optar por el que más te guste, blanco o moreno, cierto es que el moreno cada vez se usa más y da un sabor especial, pero el original es el blanco)
● Hielo picado

 

Paso para preparar el Mojito

- Comenzaremos por en un vaso grande echar algunas hojas de la menta (o hierbabuena) en el fondo, recuerda reservar algunas para ponerlas coronando tu creación al final.
- Añadir el azúcar que hayas elegido, pero no mucha cantidad, tal vez una o dos cucharadas, ya que el Sprite o 7up que vayas a utilizar también aporta dulzor a la mezcla.
- Partimos una lima por la mitad y escurrimos todo su jugo en el vaso.
- Es el momento de con un mortero o cuchara de madera machacar la mezcla, pero no en exceso ya que no queremos que las hojas queden destrozadas pues podrían terminar amargando.
- Rellenamos con el hielo picado hasta más o menos la mitad del vaso.
- Echamos por fin el Ron, al gusto, pero mi recomendación es que sea una cantidad aproximada de 2 vasos de chupito.
- Rellenamos lo que queda de vaso con más hielo si hace falta y el Sprite o 7up.
- Para decorar puedes poner una ramita de la hierba que hayas usado y algún corte de lima.

Y por fin tenemos nuestra refrescante bebida veraniega. Ya sabes cómo se hace un buen mojito.

Las páginas webs tienen una gran importancia en Internet tal y como lo conocemos: Casi cualquier empresa quiere tener su propia influencia en la red, es por lo que deciden crear su propia página. También podemos encontrar foros, redes sociales, juegos, y cualquier otro tipo de temática relacionada.

Hacer una web simple no tiene demasiada complejidad; podemos encontrar una gran serie de recursos automáticos capaces de hacerla con tan solo unos clicks. Sin embargo, si queremos que tengan unas funciones más específicas, ya sí que nos contará contratar a un programador que nos las cree.

 

como se hace una pagina web

 

Tipos de páginas webs

 

Estáticas

Son aquellas webs que tienen un contenido único que no suele actualizarse. Un gran ejemplo de este tipo de web son las páginas corporativas; es decir, las de aquellas empresas que indican sus servicios a través de Internet.
A pesar de que estos textos pueden ir variando, no tienen la misma frecuencia de actualización que, por ejemplo, un foro o un blog.

 

Dinámicas

Estas páginas tienen un contenido que se va refrescando continuamente. Estos textos se guardan en bases de datos. Cuando un usuario entra en un apartado de la web en concreto, se hace una consulta a la base de datos que devolverá el resultado esperado.

 

Formas de crear tu propia página web

 

Scripts predefinidos

Cuando contratamos un dominio + hosting determinado, podemos encontrar algunas funciones en el panel que son muy interesantes. Una de ellas es la posibilidad de instalarlos scripts de algunas plataformas de forma automática. Por ejemplo: podemos instalar wordpress (una forma de crear nuestro blog de manera intuitiva) tan solo rellenando algunas opciones básicas.
Prestashop, Joomla, Zenchart, WordPresss, Oscommerce… son solo algunas de las opciones que podremos seleccionar. Son muy interesantes porque nos ahorra el tiempo de tener que estar subiendo el instalador por FTP y rellenando los datos de forma manual.

 

Instalación de webs de forma manual

Puede ser que busquemos una de las opciones anteriores pero no nos venga como script autoinstalable. Es entonces cuando lo tendremos que hacer de forma manual.

1) Lo primero que tenemos que hacer es dirigirnos a la web de la plataforma que vamos a instalar y descargar el ejecutable. Podemos descomprimirlo pero yo os aconsejo, siempre que el hosting lo soporte, subir primero el archivo comprimido y luego descomprimirlo en el remoto. De esta forma nos ahorraremos mucho tiempo
2) Una vez lo tengamos descomprimido, habrá que crear una base de datos desde el panel. Asegúrate de crear un usuario asociado y que ambos tengan contraseña para garantizar su seguridad
3) Accedemos a la URL exacta del archivo de instalación (dependerá de cada plataforma)
4) Seguiremos las instrucciones durante todo el proceso. Normalmente nos pedirá el nombre de la base de datos, usuarios, nombre de la tienda…
5) Normalmente cuando acabemos nos pedirá que borremos la carpeta de instalación para poder continuar. De esta forma evitamos que cualquier usuario pueda acceder de forma remota.

 

Creación de webs desde cero

Para hacer esto tendremos que tener conocimientos de programación web. Necesitaremos saber HTML, CSS, Javascript, PHP y MYSQL (para interacción con bases de datos) y cualquier otra tecnología que queramos utilizar.
Esta opción nos permite tener un grado de personalización mucho mayor pero es más complicado.

 

Contratar una empresa que la haga

Esta opción es más cara pero nos permite quitarnos ese dolor de cabeza de encima. Simplemente tenemos que indicar a los profesionales exactamente lo que queremos y recibiremos un presupuesto relacionado.

 

Relacionado: Como citar una pagina web

El dulce de leche es por excelencia uno de los complementos para postres, galletas, helados, etc que por su increíble sabor aporta un toque de lo más especial a cualquier receta. A ver como se hace el dulce de leche.

Su sabor es algo parecido al caramelo y en su totalidad está realizado con leche condensada, otra de las grandes salsas dulces que puede llegar a ser de las más ricas que podamos probar.

El dulce de leche es un producto lácteo que podemos comprar en cualquier superficie que vendan productos de alimentación, pero para algunas personas puede resultar algo caro el comprarlo directamente ya que no suele durar mucho en cuanto lo probamos en familia.

Esta salsa dulce podemos la podemos realizar realmente nosotros en casa y aunque el proceso puede llegar a ser un poco pesado, podremos disfrutar de este dulce en casa y de una forma quizá algo más económica que comprarlo directamente en el supermercado.

 

como se hace el dulce de leche

 

Ingredientes y paso a paso para cocinar dulce de leche

Como ingrediente necesitaremos nada más que una lata de leche condensada.

 

Hacer el dulce de leche dentro de la lata de leche condensada

Existen muchas maneras de cocinar el dulce de leche, pero la que te explicamos a continuación es la más fácil para hacerlo.

En primer lugar quita la etiqueta a la lata de la leche condensada, ya que ésta la meteremos más adelante dentro de un cazo a hervir. Una vez quitada la etiqueta es de vital importancia que con un abrelatas hagas dos agujeros paralelos a cada lado de la lata, ya que en caso de no hacerlos ésta podría explotar y acabar todo en un desastre.

 

Necesitaremos un cazo o una olla pequeña, meteremos la lata dentro sin la etiqueta y con los agujeros arriba ya hechos, y llenaremos de agua el cazo hasta cubrir la lata dejando unos 3cm libres por arriba sin cubrir (es importante que no la cubras entera ya que sino entrará agua por los agujeros)

Coloca el recipiente con la lata y el agua en el fuego a temperatura media y espere a que comience a hervir. Puede que salga algo de leche condensada por los agujeros de la lata pero puedes limpiarlo con una cuchara antes de que caiga en el agua.

 

Una vez comience a hervir empieza el tiempo de espera, que puede llegar a ser algo pesado si no tenemos mucha paciencia. El tiempo para cocinar el dulce de leche podrá ser de unas 3 horas si queremos que quede con una espesura suave, o de 4 horas si queremos que quede algo más firme.

 

Una vez que haya pasado ese tiempo, sacaremos con mucho cuidado la lata del cazo o de la olla. Podemos usar un guante de cocina para evitar una posible quemadura. A continuación la dejaremos enfriar en un sitio seguro.

Abriremos la lata con la ayuda del abre fácil o bien con un abrelatas, y podremos verter el dulce de leche en cualquier recipiente que hayamos escogido para ello.

En el siguiente paso podemos batir bien todo el dulce de leche para que quede de una forma homogénea y sin los posibles grumos que se hayan llegado a hacer en el fondo de la lata.

Dejaremos enfriar el dulce de leche en la nevera, dentro de un recipiente y tapado. Cuando enfríe completamente estará listo para tomar.

 

Podemos usarlo en cualquier postre como creps, croasanes, tortitas o incluso tostadas. Realmente el límite lo ponemos nosotros, podemos usarlo en casi cualquier postre al que le queramos añadir un toque más dulce de lo habitual.

 

Relacionado: Como se hace la crema pastelera

 

La gelatina es una sustancia incolora e insípida que se utiliza básicamente añadiéndole algo de sabor para realizar postres o comidas. En este post veremos como se hace la gelatina fácilmente.

La conocemos comúnmente por encontrarla en cualquier apartado de refrigeración de los supermercados y por ser uno de los postres preferidos de los niños.

La gelatina aunque podemos comprarla y tiene un precio muy económico, también la podemos hacer en casa y además de forma más natural, lo que viene a ser mucho más sano ya que no tiene ingredientes químicos.

Hoy vamos a explicar como podemos cocinar gelatina en casa para cualquier ocasión que nos puede surgir, un cumpleaños, una celebración o simplemente tener gelatina casera para toda la familia.

 

como se hace la gelatina

 

Ingredientes para cocinar gelatina

-Una caja de preparado para hacer gelatina
-Agua.

 

Pasos a seguir para cocinar gelatina

Lo primero que tenemos que hacer es conseguir un cazo apropiado para verter la cantidad de agua según los sobres de gelatina que vayamos a hacer. Una vez tengamos claro cuanta agua vamos a usar (miraremos la caja del preparado), la pondremos al fuego a hervir.

Una vez haya hervido el agua meteremos la gelatina dentro y removeremos con una cuchara hasta que esta se haya disuelto.

El siguiente paso es esperar a que enfríe un poco y verter en vasos individuales o cuencos para meterlos en la nevera. Se podrá consumir en el tiempo de unas tres o cuatro horas para que le de tiempo a cuajar.

Esta gelatina se puede realizar con cualquier sobre de preparado para gelatina, podemos encontrar preparados con sabores como fresa y limón entre otros, que nos vienen perfectos para realizar postres para los más pequeños. También podemos cocinar la gelatina de la misma manera pero añadiendo un toque especial con frutas o bien realizándola de forma más casera y con zumo de frutas.

 

Pasos extra para cocinar gelatina con frutas

Podemos cocinar gelatina sola sin más o bien podemos darle un toque extra para hacerla más vistosa y que quede mucho más decorativa.

Como ideas a tener en cuenta, una de las formas de las que podemos decorar nuestra gelatina es la siguiente:

Puedes hacer mucha cantidad de gelatina y en vez de verterla sobre vasos individuales la puedes meter en un recipiente grande, un plato hondo por ejemplo, y dejarla enfriar solo una hora en la nevera. Al sacarla, debe de tener una consistencia que todavía no esté cuajada y entonces podemos añadir trozos de fruta, pudiendo ser de un bote de fruta en almíbar o bien fruta que hayamos cortado nosotros previamente.

 

Cocinar gelatina de zumo de frutas

Podemos cocinar gelatina con zumo de frutas también. A continuación te detallamos los ingredientes y los pasos a seguir.

Necesitaremos la mitad de un limón, dos mandarinas, 8 hojas de gelatina (neutra), 100 ml de agua y 150 de azúcar.

 

Los pasos a seguir son sencillos;

Primero pondremos a remojo para que se hidraten las hojas de gelatina neutra en agua fría y por otro lado exprimiremos las mandarinas y el limón. Después haremos una especie de jarabe poniendo a hervir el agua y el azúcar a fuego medio y cuando hayan pasado unos 5 minutos añadiremos el zumo que teníamos apartado y lo dejaremos otros 5 minutos más hervir. Pasado este tiempo apartaremos del fuego y añadiremos las hojas de la gelatina bien escurridas, y removeremos bien para que se fusione la mezcla bien.

Dejaremos que empiece a templar un poco y después podremos verterla en cualquier recipiente que queramos utilizar, vasos, cuencos, o incluso moldes de bombones.

 

Relacionado: Glutamato Monosodico

 

Una tesis es un documento evolutivo que tiene como finalidad evaluar los conocimientos de una persona sobre un determinado tema. A diferencia de otros documentos similares; el autor debe de ser capaz de explicar claramente el tema del que se está tratando y ofrecer sus propias experiencias y datos para llegar una conclusión interesante.
En realidad, una tesis suele surgir a partir de una simple pregunta general. El éxito o fracaso de una tesis dependerá de su desarrollo y de la capacidad del autor para ser capaz de relacionar los conceptos ofreciéndonos un escrito interesante e inspirador.

 

como se hace una tesis

 

Características de una tesis

 

Extensión

Una tesis es un documento que tiene una gran extensión. Fácilmente podemos llegar hasta las 200-300 páginas. No se trata de rellenar páginas por rellenar; la información debe de tener valor, ser importante y dar a entender que realmente el autor sabe de lo que se está tratando.

 

Especialización

La persona que está elaborando la tesis debe de consultar distintas fuentes con el objetivo de contrastar la información y añadir datos extra. También tiene que aportar sus propias experiencias al respecto.
La idea de una tesis es explicar un determinado hecho pero con un toque profesional y un lenguaje técnico que salga directamente de la idea del autor sobre dicho tema.

 

Evolución personal

Una tesis tratará sobre un tema determinado, pero también es importante que se destaque la manera en la que esa temática ha afectado al autor. En ella debemos de expresar el crecimiento metal que hemos ido experimentando y como ha afectado ello a lo que ahora sabemos sobre esta idea de proyecto que debemos realizar.

 

Estructura de una tesis

 

Selección del tema principal

Encontrar un tema no siempre es sencillo. Piensa que esta puede ser la clave de que puedas desarrollar mejor o peor este importante trabajo.
Tenemos que tener claro el tema y las limitaciones que podemos tener sobre él. También es importante saber en qué tipo de tesis podemos incluir una reflexión personal o solo basarnos a hechos científicos.
Por ejemplo: no será el mismo enfoque el que podemos encontrar en una tesis de El Mito de la Caverna de Platón que de una temática sobre física cuántica. En la primera, forzosamente tendremos que dar nuestra interpretación del tema mientras que en la segunda nos ceñiremos más a la práctica y a los resultados a conseguir.

 

Selecciona un director

Para este tipo de trabajo es importante seleccionar una persona que dirija el proyecto. Esta persona, normalmente un profesor del propio departamento al que hace referencia la tesis, se encargará de hacer un completo seguimiento de la misma e indicar cualquier posible error que se pueda haber cometido.
También tenemos que tener en cuenta nuestra relación con esa persona determinada. Siempre es importante elegir a un director que nos genere respeto y confianza, al que le podamos contar cualquier aspecto relacionado con la “tesis” sin ningún tipo de temor.
En el caso de no funcionar esa relación, no hay que tener miedo de cambiar de director.

 

Introducción

Hablaremos brevemente del tema destacando la biografía a utilizar, descripción de los apartados de los índices, métodos empleados y la razón de la elección de este tema.

 

Investigación

En este apartado ordenaremos, tanto mental como físicamente, las fuentes que tenemos disponibles. Normalmente las citaremos al final de la tesis pero podemos hacer referencia en cualquier momento.

 

Estructura

-Índice
-Estudio
-Conclusiones
-Biografía utilizada
-Datos de interés

 

Cada tesis tiene una estructura básica pero esta suele ser la más utilizada. Cada uno de estos apartados deberá de ser desarrollado en base a los criterios que hemos visto anteriormente.

 

Relacionado: Como se hace un informe

El pudín de pan es un postre muy delicioso que nos recuerda al clásico pan de calatrava pero con algunas diferencias simples interesantes.
¡Es muy sencillo de hacer!

Existen todo tipo de recetas donde se varían los ingredientes que se introducen en la mezcla principal. En este artículo vamos una receta clásica y sencilla que puedas hacer con los ingredientes que puedes tener en casa.
Aunque no tiene una preparación excesivamente elaborada, lo cierto es que hay que prestar atención a ciertos aspectos de la receta para conseguir un resultado satisfactorio.

 

como se hace el pudin de pan

Receta clásica del pudín de pan

Ingredientes

-Media barra de pan del día anterior. (Debe de ser necesariamente del día anterior; la razón es que buscamos una rigidez específica. Si utilizas el pan diario, corres el riesgo de que el pan se disuelva demasiado y la composición final quede demasiado inestable)

En el caso de no tener pan, también se pueden utilizas magdalenas, bizcochos o similares que puedan tener una textura similar. Es por esto por lo que también se le conoce como un postre de sobras.

-150 gramos de azúcar (Este factor dependerá de los elementos que hayamos añadido en el punto anterior; los bizcochos tienen azúcar propia por lo que es importante no excederse demasiado)
-4 huevos
-Medio libro de leche (Entera, desnatada o semidesnatada: este postre se adapta al gusto de cada persona y también puede ser muy dietético)
-1 Rama de canela
-1 Cucharadita de esencia de vainilla
-Ralladura de una naranja y de un limón.

En algunas recetas se utilizan pasas o chocolate para darle un sabor interesante. Una vez tengamos la composición inicial; tan solo tendremos que decidir exactamente lo que le queremos añadir.

 

Elaboración

El primer paso es poner a hervir la leche. Medio litro de este líquido es, aproximadamente, dos vasos (así podremos ser mucho más exactos con las medidas que tenemos que utilizar, pero siempre es interesante utilizar una báscula para ser más precisos).
Mientras la leche va hirviendo, podemos ir rayando el limón y la naranja. Es importante que la ralladura del limón no sea demasiado profunda; de lo contrario podemos amargar demasiado la mezcla final.
Antes de que la leche empiece a hervir, la quitamos del fuego e introducimos las ralladuras que hemos obtenido en el paso anterior, una pequeña cucharadita de esencia de vainilla y la rama de canela.
Nuevamente ponemos el cazo a hervir en el fuego pero esta vez a baja potencia. Lo dejamos durante 5 minutos para que se vayan disolviendo todas aquellas sustancias que hemos utilizado.
Mientras tanto vamos batiendo los huevos y los combinamos con el azúcar. El objetivo es obtener una mezcla homogénea donde no quede ni rastro del azúcar. Colamos la leche y le incorporamos esta nueva sustancia.
De esta manera conseguiremos una bebida que se puede tomar por si sola, pero en este caso todavía nos queda añadir la parte más importante: lo que le va a dar consistencia al postre.

 

Preparación del caramelo

Ponemos a hervir un cazo con 3 cucharadas de agua, 5 de azúcar y unas gotas de limón. Es importante moverlo repetidamente hasta que coja un color negruzco característico.

 

Baño Maria y horno.

Colocamos el caramelo en el fondo de un bol. Entonces calentamos una bandeja con agua a una temperatura aproximada de 200ºC. Una vez que hierva, colocamos el bol con el caramelo encima, le echamos la mezcla que hemos preparado y poco a poco el pan dejando que se deshaga.
Una vez que lo haya hecho, lo metemos al horno 180º unos 45 minutos y ya tendremos nuestro postre especial listo para comer.

 

Relacionado: Como se hace el flan