Saltar al contenido

 

Carpe Diem es una expresión que proviene del latín. Su significado literal es tomar el día o toma el día. El significado es aprovechar el momento, aprovechar el día para hacer lo que nos llene, algo útil, con significado, no dejar correr ni malgastar nuestro tiempo.

 

El origen de esta expresión es un texto del poeta romano Horacio. La frase literal era la siguiente "Carpe diem, quam minimum credula postero" cuyo significado sería aprovecha el día de hoy y no confies en el mañana.

carpediem

Actualmente la expresión Carpe Diem no es muy utilizada pero si existen expresiones parecidas que nos recuerdan a esta locución latina:

  • No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy
  • Vive al máximo
  • Vive el momento
  • Antes de morir vive
  • Aprovecha el momento

Esta idea se ha utilizado en la literatura en distintas etapas como el renacimiento, el barroco o el romanticismo entre otros.  Siempre dando vueltas al concepto de juventud, de vejez y de muerte. Cobra especial relevancia en épocas de guerra y de epidemias.

 

En el cine también encontramos referencias a esta frase en la famosa película de 1989  el club de los poetas muertos ganadora de un oscar al mejor guión original.

 

En el ámbito de la música existen referencias en el grupo metallica, dream theater y green day.

 

 

 

 

El hipérbaton es un recurso lingüístico que se utiliza de forma continua en escritos tanto actuales como antiguos. La idea es alterar el orden regular en el que se deberían de colocar las palabras en cualquier oración. Sin embargo, es importante saber que esta alteración no tiene que ser arbitraria, sino que tenemos que respetar algunas leyes y hasta la propia lógica de nuestro lenguaje para que el destinatario nos pueda llegar a entender. No se trata de coger todas las palabras que ayer una frase y empezar a formar palabras y sentido porque esto no se consideraría “hipérbaton”.
La idea es que procedamos a la inversión de las palabras con el objetivo de expresar ideas de cualidad o de sustancias, pero nunca ideas de relación.

 

Es una figura retórica que se utilizó con más asiduidad en la gramática de 1917 y que, con otros recursos tales como el pleonasmo, la elipsis o la sinéresis, ayudan a darle distinción y originalidad a nuestras redacciones.

 

hiperbaton

 

Algunos ejemplos para utilizar el hipérbaton

Uso simple

Por lo general,  se utiliza para conseguir una expresión mucho más original, poética y estética como puede pasar cuando hacemos la transición entre la prosa poética y en verso.
Ejemplo:
“A algún tiempo que la radio se consiguió liberar de las ondas (que la radio se pudo liberar)
“La tía de Vanesa hacer unas croquetas en la cocina que están buenísimas” (que cocina su tía)
No obstante, es de vital importancia no aplicarlo en el caso de que pueda llegar a afectar a la claridad de la expresión de alguna manera y, además, en aquellas palabras que, bien por la construcción de las mismas, o bien por las leyes del régimen, tienen un lugar que se ha de respetar en todo momento en las oraciones porque, de lo contrario, no tendría sentido.
Otros ejemplos:
-Esas señoras están esperando pacientemente en la fila del establecimiento  Las señoras hacen la fila en el establecimiento pacientemente.
-A dios gracias por haberme salvado de esa situación tan catastrófica  (gracias a Dios por haberme salvado de esa situación)
-Liso el asfalto hacia el terreno está El asfalto hasta el terreno está liso.
-Lentamente, el asesino se acercaba al hombre que salía de la tintorería  el asesino lentamente se acercaba al hombre que salía de la tintorería.
-Peligrosa es la ruta que vais a tomar  La ruta que vais a tomar es peligrosa.
-Ir se podría. Eso si, si no vamos, no habrá sido por nuestra culpa  se podría ir. Eso si, sino vamos, no habrá sido por nuestra culpa.
-El estudiante a unas horas de su actividad rendir se encuentra  el estudiante se encuentra a unas horas de rendir su actividad.
-Impresionado me he quedado con esa increíble historia  me he quedado impresionado con esa increíble historia
-Precioso es tu nuevo chalet en el centro del pueblo  tu nuevo chalet en el centro del pueblo es precioso
-Cómoda es esta nueva silla que te has comprado en el establecimiento de oferta  La silla que te has comprado en el establecimiento de oferta es cómoda
-Absorbentes son estas películas de ese director inglés  las películas de ese director inglés son absorbentes.
-Su actuación no hizo llorar a nadie en el cine  No hizo llorar a nadie su actuación en el cine
-Demasiado estás hablando ya  Ya estás hablando demasiado
-Bastante bien te estoy escuchando  yo te estoy escuchando bastante bien.

 

Hiperbatón que soñaron con serlo pero que no lo consiguieron

Sin embargo, en el momento en el que sabemos lo que es  parece que asociamos todo con este término cuando, en realidad, existen algunas reglas básicas que cumplir. Existen diferentes alteraciones en el orden natural que han sido establecidas por las reglas de la gramática y que, por ello, no estamos hablando de ningún tipo de hipérbaton.
Por ejemplo, vamos a enumerar los siguientes casos:

 

Adjetivos que van antepuestos a un sustantivo

Algún libro, ningún hombre, otras playas
muchas personas, este tío, varios ordenadores
ciertos aspectos, aquellas zonas, innumerables pestes

 

El adverbio no siempre va a ir delante del verbo a no ser que se haya construido la composición “no… Sino…

No iré a la playa hoy
no termino su tarea escolar
no hay ningún tipo de recurso disponible para finalizar la construcción
pero lo hizo no por que estuviera su amada, sino porque le dio la gana

 

Los adjetivos numerales, por su parte, se tienen que colocar delante de los sustantivos

Dos frutas, quince peras, doce manzanas…

 

Algunos adjetivos

Existen algunos adjetivos que se tienen que colocar, por construcción, delante del sustantivo; por ejemplo, mero, medio, mal, buen, sendos…
Medio euro, buen individuo
media libra esterlina, mal augurio
mero espectador, sendos caminos
También es importante considerar que los tratamientos del tipo “señor, Mosén, fray, señor, señora, doña, don, monseñor…” Siempre van a ir detrás del sustantivo.

 

Sujeto, imperativo, gerundio y oraciones interrogativas

Por otra parte, el sujeto siempre tiene que ir propuesto al gerundio, al imperativo y en las oraciones interrogativa siguiendo siguiente ejemplo:
Ven tu.
Saliendo el fuego, llegábamos al concierto
¿Fuisteis tú e Iris anoche al espectáculo de rock?

 

El adjetivo antepuesto

Esta posición particular se da en el momento en el que el adjetivo expresa una cualidad permanente que se asocia al sustantivo:
“Blanca Navidad”, “negra hombre ya”

 

Otros casos

Finalmente tenemos otros casos en donde el adjetivo formará un tono inseparable con el sustantivo, pero siempre manteniendo un orden fijo que hay que respetar a rajatabla:
Escala acromática, área tórrida, Cámara alta, círculo mínimo, teatro Provincial, polo ártico, museo internacional, círculo ecuestre.

Ahora que ya conoces la importancia de esta figura, seguramente ya sabrás porque se trata de un recurso lingüístico tan utilizado en los textos literarios. Además, también conoces algunas de las particularidades en las que nos tenemos que centrar para poder diferenciarlo con cualquier otro tipo recurso estilístico.

 

Cuando buscamos información en internet sobre el gamusino no nos queda demasiado claro si se trata de un animal que realmente exista, o si bien es algún tipo de leyenda. Gran parte de la culpa de ello la tiene Hollywood precisamente porque lo ha ido ridiculizando en toda una gran cantidad de películas y series que han sido lanzadas al mercado en los últimos años.
Lo cierto es que es un animal imaginario y un gran desconocido para nosotros un gran desconocido para todos nosotros. Pertenece al género de los mamíferos, concretamente a la familia de los marsupiales, y se cuenta que se ubica en diferentes zonas de España (por lo general, en Soria que es donde podemos encontrar a una mayor cantidad de estos individuos).
Se suele hacer referencia a él en varias regiones de a lo largo de España y que tiene como objetivo gastar algunas bromas: tanto pescadores novatos, a cazadores, a niños, a excursionistas.
Por lo general, la broma que se suele llegar a realizar es convencer a las personas novatas de que este animal es un animal muy esquivo que tan sólo se puede cazar de noche.
No obstante, existen toda una gran cantidad de referencias a lo largo de Internet de personas que aseguran que si que lo han visto.
A continuación, te vamos a comentar algunas de sus características:

gamusino

Características sobre el gamusino

Habitat

Según dicen, es un animal que suele preferir las zonas oscuras, sobre todo en sitios abiertos y en parques en donde proliferen los árboles y la hierba. Es muy asustadizo y hasta el más mínimo detalle podría llegar a ahuyentarlo.
Son muchos los cazadores los que los intentan atraparlo, pero no siempre suelen tener suerte: es importante hacer el mínimo ruido posible, y evitar pisar ciertas zonas de agua para lograr atraparlo.

Fisionomía

Nos cuentan que el gamusino, en apariencia, sería bastante similar a un conejo. Se calcula que tendría un tamaño aproximado de treinta centímetros y que una de sus características clave es que tiene un tamaño aproximado de 30 cm. Además, sus ojos serían muy grandes y tendría una vista capaz de ver hasta 400 m por delante de él (incluso en la oscuridad). Esta es una de las razones por las cuales resulta tan esquivo y porque los cazadores serían incapaces de poder atraparlo.
Al igual que nos ocurre con el conejo, tanto en las manos como en las patas presentan cinco dedos. Sin embargo, no es capaz de maniobrar con ellas.
Además, la huella de su pata posterior es sensiblemente mayor que la huella anterior por lo que, en el momento en el que marca o apoya el talón, lo hace con el objetivo de avisar a otros individuos de alguna situación de peligro. Además, debido al pie plano de su pata, en ningún momento dejará huellas y, por esta razón, se dice que jamás se ha podido encontrar ninguna evidencia de su existencia.
A diferencia del conejo, éste no tiene esa gran agilidad para saltar o ser tan ágil.
Para moverse, se suele apoyar sobre sus dos patas, de la misma manera que lo hace el ser humano, pero, además, utilizará sus huellas para conseguir más velocidad. En el momento en el que buscamos información sobre la velocidad que alcanza el gamusino, nos encontramos que la información es bastante dispar: mientras que en algunas fuentes descubrimos que puede desarrollar una velocidad que oscila entre los 40 y los 50 km/h, en otras es capaz de superar los 70 e, incluso, los 80 km. De ahí la enorme dificultad de poder alcanzar a uno de estos animales.

Longevidad

Otra de sus características, probablemente la más absurda, es que se trataría de un animal muy longevo capaz de vivir hasta 75 años; lo cual sería un auténtico récord para los mamíferos, en especial de uno que tiene las características que ya hemos comentado.
Al parecer, toda esta leyenda vendría del hecho de que en realidad no existen muchos gamusinos a lo largo del país y que las pocas especies que existen en realidad son las mismas sólo que llevan tanto tiempo, debido a su enorme longevidad, que parece que sean más.

Excrementos

Tanto como si existe este animal, como si no, no hay muchas referencias de ello. Sin embargo, la única prueba fehaciente que se ha encontrado son sus excrementos que se dice que tienen un tamaño de 5 cm y un aspecto ovalado que es inconfundible: es decir, que en el caso de que se pueda llegar a pensar que son excrementos de un conejo, con un primer análisis preliminar, nos daremos cuenta que es un completo error.
Otra de las diferencias de los excrementos es que tienen un color mucho más claro que otros de otros animales. De hecho, se pueden encontrar tonalidades que van desde el gris hasta el negro, incluso con algunas tonalidades marrones mucho más oscuras.

Cambio de color

La leyenda nos dice que es capaz de cambiar de color dependiendo de la época del año: hará bien, no nos estamos refiriendo algo como lo que puede hacer el camaleón ni mucho menos. La razón es que, para sobrevivir, tiene que adaptar su pelaje en base a las diferentes estaciones del año.
De esta manera, cuando llega el invierno presentará un tono de piel mucho más apagado que, en comparación con el verano en donde sus colores serán mucho más brillantes.
Existen algunas fuentes que aseguran que existen otros factores que podrían propiciar el cambio de color, pero éstas no se han llegado a certificar: algunos expertos especulan sobre tonalidades amarillentas y rojizas en los meses que se sitúan entre el final del verano y el principio de la estación otoñal.
En definitiva, tanto como si el gamusino existe o no, la información que nos encontramos sobre él no podría ser más extraordinaria. Si quieres intentar cazarlo, ya conoces sus principales características para que puedas empezar.

¿Cómo hacer un análisis morfológico?

Un análisis morfológico es una herramienta de la lengua que nos ayuda a identificar todas las partes que tiene una determinada frase. Cada una de las partes de la palabra se pueden dividir en lo que se conoce como monemas. Estas pequeñas partes, por sí solas, tienen diferentes significados. Por ejemplo, pueden conseguir que identifiquemos a una palabra con el género masculino, singular o plural, pequeño o grande…

Ahora bien, es importante saber que no todas las partes de una misma palabra son iguales porque no tienen el mismo significado. A continuación, vamos a profundizar en este tema para determinar cómo hacer un análisis de carácter morfológico de una determinada palabra.

 

analisis morfologico

 

División de los monemas

Lo primero que tienes que saber es que los monemas se dividen en dos apartados: en morfemas y en lexemas.

 

Lexemas

Esta parte de la palabra se encargan de aportar lo que se conoce como el significado léxico. En otras palabras, aquel significado que vamos a encontrar en cualquier diccionario.

Por poner un ejemplo, en el caso de que queramos determinar el lexema de la palabra gato, nos encontraremos que este es “gat” que, según el diccionario, lo identificara como un animal mamífero que es capaz de maullar, que es doméstico…

Justamente lo que hemos comentado, el significado de la palabra.

 

Morfemas

Por otra parte, nos encontramos con los morfemas que son los que aportan el significado gramatical. Es decir, cualquier tipo de variación que se relacione con la propia palabra y que no tenga nada que ver con su significado. Por poner un ejemplo, puede llegar a limitar tanto el género masculino, como el femenino, así como el número (singular o plural).

Siguiendo el ejemplo anterior, el de la palabra gato, nos podemos encontrar con gat-o (que hace referencia género masculino), gat-a (que hace referencia género masculino), gat-os (que se asocian con más de un gato masculino), gat-as (que se asocia con más de una gata).

Es importante saber que no todos los morfemas funcionan de la misma manera y, por lo tanto, tendremos que distinguir entre las siguientes categorías:

 

Independientes

Son las palabras que, de por sí, sólo tienen significado gramatical, pero para conseguirlo no tienen que ir en conjunto con otros morfemas.  Son los artículos determinados como “uno, una, unos, unas”, las preposiciones, pronombres, algunas conjunciones…

 

Dependientes

Por otra parte, tenemos este tipo de morfema que, a diferencia de los anteriores, si que necesitan ir en conjunto con otros morfemas para adquirir significado. Por ejemplo, aquí tenemos el morfea a masculino “-o”, el diminutivo “-ito”, el plural “-s”…

 

Derivativos

Dentro de la categoría anterior podemos encontrar también esta pequeña clasificación que tenemos que considerar. Básicamente lo que hacen es crear una palabra nueva a partir de otra que ya existe. Por poner un ejemplo, vamos a partir del verbo hacer.

 

Este verbo se puede convertir en deshacer con tan sólo añadir el prefijo “des”; Lo mismo ocurre con otros términos como el adjetivo de “Buena” que se puede convertir en un adverbio añadiendo el sufijo “mente” (teniendo como resultado el adverbio buenamente”).

 

Dentro de la categoría de derivativos distinguimos:

Prefijos: Estos se sitúan delante del lexema. Por ejemplo, puede ser el prefijo in (de inútil), el prefijo, vice (de vicepresidencia) o el sufijo pre- (de prevenir).

Sufijos: Esta es otra de las clasificaciones que van dentro de la categoría de derivativos. En este caso vamos justamente detrás del lexema (por ejemplo, -ado de acabado, -ero de peluquero o -ito de trenecito).

Infijos/interfijos: Y terminamos con este recurso que se sitúa entre el lexema y otro morfema. De por sí, no añade ningún tipo de significado a la palabra, pero consigue una pronunciación mucho más sencilla, especialmente por los niños que están empezando a dominar la lengua.

 

Por ejemplo, uniendo los términos “Coche” e “Ito” nos damos cuenta de que su pronunciación unida sería complicada. Por esta razón, se añade el interfijo “c” consiguiendo la palabra “cochecito” mucho más fácil de pronunciar. Sería todo un problema tener que pronunciar una palabra en donde se incluyen dos palabras en la misma.

 

Otros ejemplos destacados de interfijo son la palabra polvareda y pececito.

Como curiosidad, es importante saber que tanto los prefijos, como los sufijos aportan un determinado significado:

-Ero hace referencia a una profesión, -ería es un tipo de establecimiento, in- denota lo contrario, pre- se asocia a que algo va delante de algo, -eda es un conjunto de alguna cosa, -or es el que hace alguna actividad…

 

Flexivos

Y también nos encontramos con esta otra clasificación en donde no se crean palabras nuevas, pero si que se modifican las que ya existen cambiando algún rasgo gramatical.

En estas existen dos clasificaciones diferentes

 

Género

En este caso lo que hacen es cambiar el género de la palabra. En el idioma español, existe tanto género femenino, como género masculino o neutro (aunque si que es verdad que este no se suele utilizar demasiado). Existen algunas palabras en donde no se admite el cambio de sexo como el animal delfín, por lo que tenemos que saber que no tiene morfema.

Ahora bien, es importante no confundir el género de las palabras con el sexo de los diferentes seres vivos porque a veces no corresponderán.

 

Número

El número ayuda a cambiar la palabra del singular al plural. Sin embargo, a veces el lexema se cambia por cuestiones de ortografía y porque de esta manera serían mucho más sencillos de pronunciar.

Un ejemplo muy interesante es el de pez, como plural peces; el hecho de pronunciar la palabra “pezes” además que incumple nuestras normas ortográficas, sería un poco complicado de manifestar ese sonido

 

Desinencia verbal

Y, por último, nos encontramos con este tipo de morfema que nos indica tanto el número, la persona, el modo del verbo y el tiempo. Por ejemplo, visitar-íais.

 

Teniendo todas estas consideraciones presentes, ya podemos hacer un buen análisis morfológico.

 

Relacionado: Silaba tónica, Aliteración

Concepto

La aliteración es un recurso literario muy utilizado en donde se utilizan palabras de una manera un poco especial empezando con letras que pertenecen al mismo grupo de sonido independientemente de si éste corresponde a una consonante o a una vocal. Es un recurso expresivo que se basa en la repetición del mismo o de varios sonidos en la misma frase. Esta palabra viene directamente del concepto del latín compuesto por las siguientes expresiones:
Prefijo Ad: Este prefijo, en latín, adopta el significado de “hacia”
Littera: El significado de este término se puede traducir en nuestro idioma como “letra”.
Sufijo “-ción”: Este sufijo se asocia con “acción y verbo”.
Para que podamos entender de lo que estamos hablando, es una figura retórica que está caracterizada por la repetición del mismo fonema, de fonemas similares, de diferentes fonemas vocálico o consonánticos dentro de una misma oración o verso… En referencia a este último término, el verso, la repetición del mismo sonido debería de estar presente al menos un par de veces (en lo que se conoce como un “verso de arte menor”) o un mínimo de tres veces (es lo que se conoce como un “verso de arte mayor).
Las aliteraciones se empiezan a crear cuando las palabras empiezan con la misma letra. Además, también tenemos que considerar que las aliteraciones se utilizan tanto para sumar como añadir distinción a un determinado texto. Además, una de las principales ventajas de su utilización es que ayudan a hacer más divertida la composición.

 

definicion de aliteracion

 

Ámbitos en los que se puede aplicar la aliteración

Por ejemplo, en la rama de la fonología conocida como prosodia, la consonante inicial se repite al principio de dos términos de manera consecutiva o, como mínimo, no pueden estar demasiado separadas entre sí. Es decir, en otras palabras, la repetición de sonidos que se tiene que producir se hará a principios de las consonantes o bien cuando existan sílabas acentuadas.
Esto lo podemos entender de una forma mucho más sencilla con el clásico ejemplo al que nos acostumbraron de pequeños: “mi mamá me mima”. Como puedes ver, se repite el mismo fonema en todas las palabras que componen la oración consiguiendo, incluso, que sea algo difícil de pronunciar. Sin embargo, de cara a la persona que se encuentre con el texto, puede llegar a ser muy divertido y darle esa distinción al texto que ya hemos comentado anteriormente.
Por otra parte, en poesía también se utiliza con bastante frecuencia el término de la aliteración. En este caso, se caracteriza por conseguir un increíble efecto sonoro gracias a la repetición del mismo fonema o bien de la utilización de fonemas similares.

¿Qué se persigue con la aliteración

El único objetivo real de la aliteración es conseguir embellecer el texto, tanto como si estamos hablando de prosa, como de poesía. Es una manera de aplicar a un texto plano un poco de sonido y musicalidad. Pero no sólo eso, el autor que utiliza de forma frecuente la aliteración (siempre que no sea un recurso demasiado exagerado en sus textos), puede conseguir transmitir imágenes de cara al lector que ayude a potenciar sus sentidos y a dirigirle por el camino que pueda llegar a desear.
Para entenderlo más fácilmente, vamos a echar un vistazo al siguiente texto que es un extracto de un poema de gran poeta Garcilaso de la Vega:
“En el silencio sólo se escuchaba el susurro de las abejas que sonaban”
¿Hay algo que no termina de estar del todo bien en el texto? Con tan solo pronunciar la frase nos daremos cuenta de que es así. En realidad, lo único que ocurre es que estamos utilizando la palabra “s” a lo largo de todo el texto, en la gran mayoría de las palabras que lo componen. De esta manera, cuando el lector está en esa parte en concreto del texto, le ayudará a recordarlo y a vivirlo de una forma más intensa. Es una manera de evitar que esta zona en sí pueda llegar a pasar desapercibido.
Se le da distinción en base a otros textos que puedan aparecer en el escrito.

Descubre algunos ejemplos destacados de aliteración

Tres tristes tigres comen trigo en un trigal: Esta es otra de esas frases que seguramente hemos intentado pronunciar en más de una ocasión en nuestra infancia pero que no siempre hemos podido. En este caso, lo que se está haciendo es repetir de forma continua la letra T y, además, se hace más compleja la oración gracias a que se añade la letra R. En cualquier caso, nos ayuda a recordarlo.
El cielo está enladrillado, quien lo deseen ladilla hará…: Como este trabalenguas podemos encontrar toda una gran cantidad en el mercado (por ejemplo, también podemos encontrar el clásico “Pablito clavó un clavito en la calva de un clavito). Lo más sorprendente de todo es que, aunque es verdad que estamos hablando de un texto bastante complicado de pronunciar, lo cierto es que esto es precisamente lo que nos hace recordarlo de cara al futuro. Puede que fallemos cuando digamos el trabalenguas, pero, en cualquier caso, permanecerá en nuestra mente durante mucho tiempo.
Cómo quieres que te quiera, si es que quiero que me quiera, no me quiere como quiero que me quieras: En este juego de palabras se usan de forma continua el verbo “querer”. Puede parecer una locura que no tiene demasiado sentido, pero, por algún motivo, todos somos capaces de recordarlo.
Con R de Guitarra, con R de carril, que rápido ruedan las ruedas de este ferrocarril: Y terminamos con este trabalenguas también muy conocido en donde se potencia el uso de la letra “R”; este en concreto es muy interesante porque se suelen utilizar en concreto para aquellos niños que todavía no son capaces de pronunciar esta consonante con soltura.
Ahora ya sabes a lo que nos referimos cuando hacemos referencia al término de aliteración y porque se trata de un recurso lingüístico tan utilizado en los diferentes escritos

 

La sílaba tónica es aquella parte de la palabra en donde se hace más énfasis en la voz. En otras palabras, es aquella sílaba de cualquier palabra que se pronuncia con mucha más intensidad.

Por ejemplo, teléfono, bolígrafo, balcón…

Tan sólo tienes que recitar las palabras anteriores para darte cuenta de lo que te estamos comentando. En cuanto leas estas palabras, te darás cuenta de que las partes que hemos marcado en negrita son las que se pronuncian con mayor intensidad y, por ello, aquí es donde se sitúa la sílaba tónica.

Todas las palabras tienen que tener una sílaba tónica. Las demás sílabas se denominan como atonas.

 

Acentos en sílabas tónicas

 

Existen algunos casos en los cuales las palabras que se encuentran dentro de las sílabas tónicas pueden llevar acento gráfico. La idea de este acento es poder diferenciar la palabra de otra parecida.
Por ejemplo, no será lo mismo decir “depósito” que “deposito”; en el primer caso estamos hablando de, por ejemplo, una señal que vamos a dar para contratar un producto o servicio y, en el segundo, hablamos de un verbo en primera persona.

 

Ejemplos:
En el banco me piden el 10% del depósito de la fianza para poder proceder con la hipoteca.
Deposito el dinero en el banco para poder acceder a la hipoteca.
Es importante recordar una cosa y es que no todas las sílabas tónicas llevarán el acento gráfico (también conocido como la tilde). Para saber en qué situaciones y que lo lleva, tenemos que entrar dentro de las reglas de acentuación que vamos a estudiar a continuación.

 

silabas tonicas

 

Cuándo se acentúa una palabra, cuando no y algunas consideraciones especiales

 

Palabras monosílabas

Por lo general, las palabras que tienen una sola sílaba no tienen tilde… Sin embargo, sí que existe una excepción porque si se trata de un acento diacrítico, si que debería de llevar.
Por ejemplo, algunas palabras como “sol, mes, dio, guion” no llevar acento.
Sin embargo, las palabras “mí” o “tú” referidas a posesión, si que llevan.

 

Acentos en polisílabos

Para poder entender en qué situaciones se acentúa una palabra y en cuáles no, las mismas se dividen en cuatro grandes grupos: agudas, llanas, esdrújulas y sobreesdrújulas. Para conseguir esta clasificación se tiene como referencia la posición de la sílaba tónica.

 

Determinación de acentuación de las palabras agudas

Las palabras agudas son aquellas en donde encontramos la sílaba tónica en el último lugar. Por ejemplo, balcón, explosión, camarón…
Existe un error bastante habitual que consiste en acentuar cualquier palabra que termina en on, siendo un error grave.
La norma nos dice que las palabras agudas tan sólo se deben acentuarse si terminan en consonantes como “n”, “s” y que, además, no estén precedidos por otra consonante. Por otra parte, también llevarán tilde en el caso de que terminen en vocal.
Algunos ejemplos son: “Correré”, “compás”, “canción”, “razón”.

 

Determinación de acentuación en las palabras llanas

Las palabras llanas (también conocidas como graves) poseen la sílaba tónica en el penúltimo lugar y llevarán tilde cuando se produzca alguno de los siguientes casos:
-Por una parte, cuando la propia palabra termina en una consonante que no sea ni “n” ni “s” (a diferencia del criterio que hemos seguido en el caso anterior para acentuar las palabras agudas).
-Como una pequeña consideración a tener en cuenta, también se acentuarán cuando terminen en el dígrafo “ch”.
Algunos ejemplos destacados de palabras llanas que se acentúan: “Bolívar”, “trébol”, “referéndum”, “césped”.

 

La acentuación en las palabras esdrújulas

Esto es bastante sencillo de aprender por qué las palabras que pertenecen a esta categoría se acentúan siempre. Aquí nos encontramos con la sílaba tónica en el antepenúltimo lugar.
Algunas de las palabras que te ayudarán a entender esta clasificación son: análisis, rápido, éxtasis, espátula…

 

Acentuando palabras sobreesdrújulas

Y terminamos con esta clasificación que, al igual que en el apartado anterior, también se acentúan siempre. La diferencia principal es que la sílaba tónica la tienen antes del antepenúltimo lugar. Sin embargo, la posición puede variar más adelante o más hacia atrás dependiendo de la longitud de la palabra.
Algunos ejemplos de palabras sobreesdrújulas: recomiéndasela, cómpramelo, imagínesemelas, ordénaselo.

 

Reglas de acentuación en diptongos

En realidad, no hay demasiado misterio a la hora de se siguen las normas básicas de acentuación. Ahora bien, para evitar tener ningún tipo de confusión, es importante considerar los siguientes criterios:

1) En el momento en el que el diptongo esté formado por una boca cerrada y una boca abierta, el acento siempre se tiene que colocar en la vocal abierta. Ejemplos: partió, comunicación, demuéstramelo, cantáis, áureo.
2) En caso de que la secuencia vocálica esté formada por dos vocales cerradas diferentes, el acento se tiene que colocar en la segunda vocal. Ejemplos: terapéutico, jesuita.

 

Cuando los diptongos no llevan acento

Palabras monosílabas: En las palabras monosílabas como truhan, veis, dio, fue, cruel, no llevan acento. La razón es que, según las reglas de acentuación, las palabras monosílabas no se acentúan. En un primer momento puede llegar a parecer algo confuso porque puede llegar a parecer una palabra compuesta de varias sílabas… Sin embargo, si la estudiamos con detenimiento, nos daremos cuenta de que no es así.

 

Diptongos en palabras agudas: Los diptongos que son palabras agudas como huir, ciudad, o anterior, no llevarán tilde ya que no cumplirán con las normas básicas de acentuación.
Diptongos en palabras llanas: Las palabras llanas que llevan diptongo como cementerio, ingenuo o disminuido, no llevarán diptongo porque no terminan y en “n” ni en “s”.

 

Reglas de acentuación en diptongos

Monosílabas: En las palabras contra diptongo como puede ser fiais o buey, no llevarán acento ya que son monosílabas.

Palabras agudas: Otras palabras tales como buey, Uruguay o semiautomático, tampoco llevarán tilde porque terminan en consonantes que no son ni “n” ni “s”.

Palabras llanas: Por último, aquellas palabras llanas que forman diptongo como dioicos o guau tampoco se escribirán con tilde ya que terminan en vocal o en “s”.
Ahora ya conoces el significado de la palabra “sílaba tónica” y hemos repasado las principales reglas de acentuación.

Pusilánime es un término bastante utilizado en nuestro día a día. Sin embargo, muchas personas lo suelen utilizar de manera gratuita si ni tan siquiera entender todos sus significados. Para poder ayudarte a comprender de lo que estamos hablando con este término tan especial, hemos creado un extenso texto en donde vamos a explicarte sus diferentes connotaciones.

 

El significado de pusilánime según la RAE

 

En la RAE nos encontramos con dos significados asociados a este término. En los dos casos, se entiende como un adjetivo:

1) El primer significado es aplicado a una persona y te nota una falta de ánimo, motivación o valor para tomar algunas decisiones. También se puede aplicar a aquellas personas que no reúnen los requisitos para poder enfrentarse a situaciones comprometidas.

2) Por otra parte, también se asocia a una característica copia de una persona pusilánime. Puede ser algo contraproducente utilizar el mismo término para establecer una definición, pero en la RAE así está escrito. Con esto se quiere referir al término de “actitud pusilánime” en relación con una persona que tiene esta actitud a no ser capaz de tomar una determinada decisión, aunque su vida esté en juego.

 

pusilánime

 

Interpretación del término pusilánime

 

Esta palabra proviene directamente del latín pusillanimis y, como ya hemos visto anteriormente, se trata de un adjetivo que se asocia a la falta de ánimo y de valor. Cuando definimos a alguien como pusilánime, hacemos referencia a alguien que duda hasta en las situaciones más complicadas, que teme que las consecuencias de sus acciones sean fatales y que les falta ese coraje para poder tomar algunas decisiones de relevancia.
Antes de seguir con el texto, vamos a escribir un par de ejemplos para que lo puedas entender más fácilmente:
“Los oficiales del ejército no han podido ser más pusilánimes” (En relación, por ejemplo, a una situación límite en donde no han podido tomar ningún tipo de decisión).

“No seas pusilánime y piensa que llegado el momento de enfrentarse a tus padres” (Por ejemplo, cuando tenemos algún tipo de problema o tema que tratar con ellos, pero siempre encontramos algún tipo de excusa de dejarlo para más tarde. Lo que esto realmente denota es una incapacidad de decisión para poder enfrentarnos a ellos).
“Jose es una persona pusilánime, es capaz de permitir que todo el mundo le falte al respeto porque el otro día se le rompieron los pantalones en el parque y no hace nada por defender su posición” (Con este ejemplo cómico, estamos definiendo a Jose como una persona pusilánime ya que, después de haber experimentado un acudido gracioso, las burlas en torno a su figura se han incrementado y no es capaz de hacer nada para poder enfrentarse a esa situación).
Como valores contrarios a la figura del pusilánime, nos encontramos con la valentía, el coraje, la bravura, el ímpetu, la audacia, así como otros adjetivos relacionados. Una persona pusilánime no reúne esas condiciones anteriores en su comportamiento. No es capaz de tener esa determinación para actuar en algunas situaciones y tampoco puede tomar decisiones firmes. Normalmente sus miedos se basan en el temor, en la debilidad, en las dudas y en el miedo.

 

¿Cómo se forman los pusilánimes?

Vamos a hablar de una figura mediática que utilizó este término con bastante frecuencia. Tenemos que retroceder al intervalo de años comprendido entre el año 1987 y 1988. El ex político y militar argentino Aldo Rico se revelaría contra el orden democrático establecido contra aquel entonces y fundaría el partido bonaerense de San Miguel. Para poder conseguir un mayor número de adeptos, utilizó este término que ya se encontraba en desuso en el país de Argentina, con el objetivo de atacar a sus competidores.

El problema de utilizar de forma gratuita el término pusilánime es que estamos ofendiendo a todas las personas que reciban este calificativo. Estamos atacando a algunos valores muy importantes para las personas como puede ser el coraje por la valentía (o más bien la falta de ellos). Ninguna persona es capaz de admitir que carece de estas cualidades (O, por lo menos, no lo va a hacer de manera pública).

Lo peor de todo es que cada día somos más pusilánimes. En el momento en el que se nos presenta un conflicto, en lo primero en lo que solemos pensar es en que alguien se ocupe de ellos o que, por lo menos, nos pueden llegar a echar una mano. Por esta razón, en la sociedad en la que vivimos tenemos toda una gran cantidad de normas y leyes que, mientras nos quitan el peso de tener que estar pensando en todas las decisiones que tomamos, también son capaces de oprimirnos haciendo que no pensemos por nosotros mismos.

La idea es que, en el momento en el que cometamos un error, este será sancionado por el organismo correspondiente aliviando el peso en cierta medida.

Un tema muy polémico que está presente en cualquier parte del mundo son los casos de acoso sexual visual. Sin embargo, los diferentes organismos, en vez de tratar los caminos de comunicación directa para acabar con el problema de raíz, lo que hacen es dejar la mirada perdida en las paredes de las aulas o en sus techos para conseguir una solución es que, de entrada, no parece las adecuadas. Esto se traduce como una actitud pusilánime por parte de las administraciones que, además, se traslada directamente a nuestras mentes haciendo que pensemos de la misma manera.

En los tiempos que corren es bastante complicado no reunir algunas de las características de una persona pusilánime. Seguramente, si te lo preguntan a ti, dirás que eres capaz de enfrentar todos tus problemas y que no eres ni de lejos una persona pusilánime… Sin embargo, en la actividad, cuando pienses en todos tus problemas, te darás cuenta de que no estás haciendo todo lo que podrías para solucionar tus problemas. Así que, aunque sea en un pequeño grado, si quieres una persona que reúne estas características.

 

Cuales son las palabras polisémicas

Las palabras polisémicas son aquellas palabras que, a pesar de que se escriben igual, tienen diferentes significados. Realmente este término se confunde de forma habitual con la homonimia, pero, la diferencia, es que el origen etimológico de la última situación es diferente. Sin embargo, las palabras polisémicas se refieren en significado a cosas diferentes, aunque tengan la misma etimología.

(También te puede interesar este artículo sobre palabras homófonas).

Esta definición puede ser algo complicada de entender si no se expresa con un ejemplo, por esta razón, te vamos a ofrecer uno que te ayudará a comprenderlo fácilmente.

Vamos a basarnos en la palabra vino.

La palabra vino puede hacer referencia a dos significados:
1) Por un lado, es la tercera persona del pasado del verbo venir. Ejemplo: “Tu primo vino a verte el otro día, lo que pasa es que no estabas en casa”

2) Por otro lado, también es una bebida que ha sido fermentada y que procede directamente de las uvas de la vid. Ejemplo: ¿Qué vino te apetece para cenar? ¡Yo te aconsejo un gran reserva!

 

Existen toda una gran cantidad de palabras polisémicas distribuidas en diferentes listas. Nosotros hemos creado una particular lista donde te vamos a ofrecer algunos de los ejemplos más destacados que, además, los vamos a colocar en frases. De esta manera, no te quedará ningún tipo de duda sobre lo que realmente significa una palabra polisémica.

polisemia

palabras polisemicas ejemplos 

 

Aparato: Un aparato puede tener muchos significados ya que se puede referir tanto a un aparato de carácter odontológico, de órganos, de piezas, de partidos.

Ejemplos:
Ya llevo un año con el aparato dental, muy probablemente me lo terminarán quitando el próximo semestre.
Si está fallando el aparato locomotor de tu organismo, si no empiezas a cuidarte no tardarás en tener problemas muy graves.

 

Armar: Este es otro término con el que frecuentemente se pueden producir algunas confusiones ya que se puede asociar tanto a armas como a construir alguna cosa.
Ejemplos:
Los ladrones se van a armar para iniciar el atraco en el banco
Jose empezó a armar su sed de LEGO que había pedido en China

 

Banco: La palabra banco es una de las más utilizadas en el sector infantil cuando se intenta explicar el significado de las palabras polisémico. Se puede asociar tanto al banco que nos concede un crédito (o no), al banco de sentarnos, a un conjunto en concreto (como un banco de peces) …

Ejemplos:
Juan ha acudido al banco para ver si le concedían una hipoteca, pero se han reído de
Juan ha discutido con su mujer y ha tenido que dormir en el banco de la plaza
Juan ha tenido la suerte de pescar buenos especímenes en un banco de peces, por lo que la cena está garantizada.

Bolsa: Cuando hablamos del término “bolsa” encontramos dos significados diferentes. Por una parte tenemos las típicas bolsas que, por ejemplo, nos pueden dar en un supermercado, o bien una institución financiera como la Bolsa de valores.

 

Ejemplos:
Hay muchas personas que ganan dinero en la Bolsa, aunque que tener cuidado, es más fácil arruinarse que terminar ganando.
Los establecimientos anuncian la llegada de las bolsas biodegradables plenamente respetuosas con el medio ambiente.

Bomba: Cuando nos referimos a la palabra “bomba”, también se pueden producir algunas confusiones. Por un lado, tenemos un explosivo y, por otro, un aparato que se usa para bombear.
Ejemplos:
Los terroristas habían creado una bomba casera para inmolarse en el metro.
Parece que está fallando la bomba de agua de la caldera, sino la arreglamos, habrá que comprar una nueva.

 

Bota: La palabra bota también es polisémico ya que hace referencia tanto a un calzado, como a un recipiente para guardar el vino.
El abuelo se había comprado una nueva bota que él no había tardado en llenarla de vino para el viaje.
El abuelo se había dado cuenta de que se le había roto la bota izquierda, por lo que no tuvo más remedio que comprar un par de botas nuevas.

 

Brazo: Cuando nos referimos al término “brazo”, comúnmente pensamos en nuestras extremidades, pero también se puede asociar al brazo de un sillón, de una balanza…
Ejemplos:
Hace algún tiempo que me duele bastante el brazo, debería de ir al médico para que descartarse cualquier tipo de enfermedad.
El brazo de la balanza está desequilibrado, si no lo volvemos a equilibrar, las medidas que vamos a obtener no van a ser fiables.
El brazo del sillón ha sido destrozado por el gato, mucho me temo que tendremos que comprar uno nuevo.

 

Burro: Este término también tiene varios significados, pero, debido que lo utilizamos con bastante frecuencia, la probabilidad de confusiones bastante baja. Por una parte, se asocia a un animal equino y, por otro, a una persona necia e ignorante.
Ejemplo:
El burro está muy tranquilo paseando por el campo, como ya comido no le preocupa nada más.
¡Pero que burro eres! ¿No sabes que a veces es mejor maña que fuerza?

 

Calculadora: Cuando utilizamos la palabra calculadora nos referimos tanto a un sustantivo (el propio aparato), como a un adjetivo (una persona calculadora, que analiza toda la situación hasta el más mínimo detalle antes de tomar cualquier tipo de decisión)
Ejemplo:
¿Me dejas la calculadora para el examen de matemáticas? La mía se ha quedado sin pilas.
Marta es una persona demasiado calculadora, a veces lo es tanto que te pone de los nervios.

 

Café: La palabra café también es polisémica. Se puede asociar con tres significados diferente: bien el líquido que utilizamos para despertarnos, bien un establecimiento en donde se vende café, o bien un color.
Ejemplos:
Yo si no me tomo el café por la mañana no soy persona
Quiero comprarme una chaqueta de color café, pero hasta ahora no he encontrado ninguna que me guste
¿Y qué tal si quedamos en algún café? ¡Conozco uno que está muy cerca de la plaza! (Sin embargo, este término actualmente está en desuso ya que normalmente emplearemos la palabra cafetería).
Y con estos ejemplos de palabras polisémicas podrás entender más fácilmente a lo que nos referimos.

Aunque nuestro léxico es bastante variado y no debería de producirse ningún tipo de problema de confusión de significado entre los diferentes términos de las palabras, lo cierto es que hay algunas excepciones que pueden complicarnos la vida. Por ejemplo, el término de “palabras homófonas” hace referencia a aquellas palabras que suenan igual pero que sus significados son diferentes.

Como ya te puedes llegar imaginar, esto puede llegar a producir toda una gran cantidad de confusiones, sobre todo en aquellos niños que todavía no tienen un dominio amplio de la lengua.

 

Antes de profundizar en esta cuestión, vamos a poner unos ejemplos básicos para saber a lo que nos referimos con estas palabras. Vamos a coger dos términos habituales en los que se suelen producir confusiones: Vaca y Baca.
Si escribimos la frase de “La vaca da leche” no tenemos demasiados problemas porque ya estamos seguros de que nos estamos refiriendo a la vaca como animal. Por otra parte, si escribimos la frase de “hemos colocado las herramientas en la baca del coche”, tampoco habrá confusiones ya que está bastante claro que nos referimos al recurso contenido en la parte superior del vehículo para el transporte de cualquier tipo de objeto.

Sin embargo, si ya rizamos el rizo y escribimos una frase del tipo “la vaca viaja en la baca del coche” aquí empiezan los problemas. Como estamos hablando de dos palabras que suenan de la misma manera, cuando estamos hablando con alguna persona, pueden empezar a producirse las primeras confusiones. Por supuesto, si no sabemos las reglas gramaticales, nos daremos cuenta de que estas confusiones no se pueden producir en los textos.

 

 

Diferentes tipos de palabras homónimas

 

Palabras homógrafas

Por una parte, tenemos estas palabras que se escriben y suenan de la misma manera, pero que tienen significados diferentes.
Vamos a poner el siguiente ejemplo para que lo puedas entender de una forma más sencilla:
“El libro de 50 sombras de Grey vale 20€. Sin embargo, a mí me va a salir a un precio más reducido ya que tengo un vale de descuento”.
En este caso nos encontramos con las dos palabras que, en apariencia, tienen el mismo significado y que adoptarán uno diferente en base al propio contexto de la frase en el que se sitúe.
La palabra “vale” de por si no nos dice nada. Si no la vemos en una frase, no sabemos a lo que nos estamos refiriendo.

 

Palabras homófonas

Por otro lado, tenemos estas palabras que tienen una pronunciación igual, aunque tanto su significado, como la escritura de las mismas son completamente diferentes.
“El obrero tuvo un accidente por una mala manipulación de un tubo de plomo”.
Cómo has podido leer, estamos hablando de dos palabras “tuvo” y “tubo” que tienen dos significados completamente distintos ya que el primero hace referencia al verbo “tener” mientras que el otro término se asocia con una herramienta utilizada, por ejemplo, en las cañerías de los hogares.
En los dos tipos de palabras pueden existir diferentes tipos de confusiones.

 

Ejemplos

Vamos a profundizar un poco más en este tema dando algunos de los ejemplos de las palabras homógrafas que más se suelen utilizar:
Alce:
El alce es un mamífero muy corpulento que podemos encontrar en el bosque. (en este caso denota un animal)
Esta mañana me alcé con el pie izquierdo y ya estuve de mal humor durante todo el día. (Aquí lo interpretamos como un verbo)

Evita:
Evita cometer imprudencias al volante y no tendrás ningún tipo de accidente. (En esta frase es un verbo)
Evita ha estado con nosotros a la hora de comer, pero se fue pronto para poder visitar a sus familiares. (Aquí encontramos un nombre)

Lengua:
Tengo una llaga en la lengua que ya me dura algunos días y voy a ir al médico a que la miren. (En este caso es la lengua como parte del cuerpo)
La lengua que habla ese hombre no la entiendo, es como si fuera de otro planeta. (Aquí hablamos de la lengua referido a idiomas)

Vela:
He tenido tanto trabajo que me pasado la noche en vela sin poder pegar ojo. (En este caso hace referencia un verbo)
Cómo se ha ido la luz, hemos tenido que encender una vela para poder ver algo. (Aquí hablamos de un elemento que nos puede servir para iluminarnos cuando no hay luz)

Cita:
Esta noche he tenido una cita con una mujer que conocido por Internet. (En este caso es un verbo)
En el trabajo he incluido una cita del gran Shakespeare para darle mayor relevancia a la información. (Aquí hace referencia a una frase de importancia)

Fuerte:
Jaime esta fuerte porque acude al gimnasio de manera regular. (En este caso también es un verbo)
Los romanos construyeron ese fuerte con el objetivo de mantener alejados a sus enemigos. (Aquí es una sólida construcción)

Lima:
Hoy me apetece algo agrio para empezar el día y por ello he pedido un refresco con Lima. (En este caso nos encontramos con una fruta agrio)
El preso estuvo a punto de escapar de la cárcel gracias a una lima que un familiar había colado en un bocadillo. (Este es un instrumento para rebajar algunas superficies)

Llama:
La llama es un animal muy característico que tan sólo se encuentra en ciertas regiones localizadas de a lo largo del planeta. (En este caso la llama es un animal)
La llama de la hoguera era tan elevada que no tardaron en venir los bomberos a sofocarla. (Aquí nos referimos a la llama del fuego).

Y como estas palabras, podríamos estar añadiendo la lista de manera casi infinita ya que las posibilidades son prácticamente ilimitadas. Si te interesa el mundo de las palabras homónimas u homófonas, te recomendamos que eches un vistazo a los diferentes recursos que existen a lo largo de Internet con el objetivo de obtener un listado completo de todas las que existen en la actualidad.

En cualquier caso, son muy divertidas, aunque algo confusas.

 

Artículos relacionados:

 

La figura del médico es completamente necesaria en la sociedad actual: sobre sus hombros lleva la responsabilidad de decidir los diferentes tratamientos que el paciente puede llegar a necesitar tanto para mejorar su salud, combatir determinadas enfermedades, combatir contra el dolor, así como ser determinante en la vida y en la muerte.
Tiene una responsabilidad que no puede eludir y que entra directamente en su actividad profesional. Desde el momento en el que se decide a cursar estudios relacionados con la medicina, conocer todas esas responsabilidades y las debe de cumplir a rajatabla.

Este compromiso tiene una larga tradición remontándose incluso a la época de “Hipócrates de Cros” que se considera como el “padre de la medicina”. Este maestro vivió en Grecia hace unos 2500 años y se encargó de redactar un juramento que se terminó por conocer cómo “el juramento hipocrático”. Lo mejor de todo es que este juramento todavía lo podemos encontrar en nuestro mundo moderno; de hecho, los médicos tienen que prestar juramento en una ceremonia solemne cuando empiezan su vida profesional.

Tienes que saber que ha pasado mucho tiempo desde que se jura este texto y puede que su lenguaje pueda resultar algo extraño. Además, también presenta algunos conceptos que pueden no tener demasiada relación con los tiempos actuales, pero si ha conseguido sobrevivir al paso del tiempo será por algo.

Independientemente de la forma en la que se trasmitan esos conocimientos, lo cierto es que dentro del texto se guardan unos valores (como el respeto a la vida y la dignidad de cualquier persona, la compasión, la gratitud, la justicia, la humildad, la honestidad, el derecho a la sanidad, la confidencialidad entre médico y paciente, así como la integridad física de este último) que los médicos deben de respetar a rajatabla.

 

juramento hipocratico
En el momento en el que el médico se compromete con este juramento hipocrático, se está comprometiendo a la vez con estos valores y sobre la misma base de ellos para poder enfrentarse tanto a problemas morales como éticos específicos que se van a producir en el ejercicio de la medicina, tanto en la que nos encontramos en la actualidad, como la que nos va a deparar el futuro.

Si quieres echar un vistazo a este juramento, en la red podemos encontrar el texto íntegro para que podamos conocer todos estos valores. De la lectura del mismo podemos extraer el ideal que se debería de asociar al comportamiento del facultativo. Muchas personas piensan que, como ya han pasado más de 2000 años de la redacción de este documento, no es demasiado importante… Pero nada más lejos, este juramento sigue siendo tan importante como lo fue en el momento de su fundación.

A continuación, vamos a extraer algunas de las claves más importantes de este juramento.

 

Las claves más destacadas sobre el juramento hipocrático

Antes de empezar a analizar algunas de las claves más importantes, lo primero que tenemos que sabes es que, a pesar de que tuvo su origen en Hipócrates, lo cierto es que fue ampliado posteriormente añadiendo algunas frases importantes.

Una de las frases más importantes que nos encontramos es la de “consagraré mi vida al servicio de la humanidad” siendo también una de las primeras que aparecen en el texto. Con esto se nos asegura que el facultativo no puede negar atención médica a cualquier persona que la pueda llegar a necesitar independientemente de las acciones que la han llevado a recibirla.

Las siguientes dos frases importantes son “guardaré a mis maestros el debido respeto y gratitud a” y “practicaré mi profesión con conciencia y dignidad”; todo esto nos ayuda a tener presente que estamos ante un profesional de gran calidad que va a utilizar todos sus conocimientos adquiridos para poder darnos exactamente el servicio que necesitamos. “La salud de mis pacientes será el objetivo prioritario de mi trabajo” y “respetaré los secretos que me fueren confiados en todo aquello que con ocasión o a consecuencia de mi profesión pudiera haber conocido y que no deba ser revelado” nos ayuda a conocer el verdadero compromiso que existe entre el paciente y el médico y como este último se va a encargar de aplicar lo que se conoce como secreto profesional en el caso de que esto sea necesario.

La que sin duda es una de las claves básicas de este documento es “no permitiré que prejuicios de religión, nacionalidad, raza, partido político o nivel social se interpongan entre mi deber y mi conciencia”. Esto quiere decir que la medicina está por encima de la religión, o de cualquier otro tipo de obstáculo que se pueda llegar a presentar. Cuando el profesional y en el que curar a cualquier paciente o darle algún tipo de tratamiento, no encontrar ningún tipo de obstáculo que le permita hacerlo.

“No realizaré experimentos que entrañen sufrimiento, riesgo o que sean innecesarios o atenten contra la dignidad humana”; probablemente esta sea una frase bastante polémica ya que a veces se tienen que tomar riesgos con el objetivo de conseguir un tratamiento adecuado o incluso, la curación de una determinada enfermedad.
“Si llegado el día en que mis conocimientos son facultades físicas o sensoriales no fueran las idóneas para el ejercicio profesional no abandonase este voluntariamente, pido mis compañeros de hoy y mañana que me obligan a hacerlo”. Con esto nos aseguran que siempre vamos a encontrar a un profesional disponible en las mejores facultades para poder darnos la atención que necesitamos. Sin embargo, los médicos también son personas y su mente se puede llegar a deteriorar: precisamente por esta razón, deben de ser apartados del cargo antes de que puedan con meter cualquier tipo de negligencia.

El manifiesto termina con la frase de “hago estas promesas solemne y libremente, bajo palabra de honor, en memoria de todos los que creen o hayan creído en el honor de los médicos y en la ética de sus actuaciones”.
Ahora ya conoces algunas de las frases que comprenden el juramento hipocrático y como estas pueden darnos un servicio de sanidad de calidad.