Como se hace el jabon

 

El jabón es un accesorio de baño que no debe de faltar. Tiene una cierta carga de energía que nos ayuda a eliminar las sustancias mientras nos lavamos las manos.

Existen varias maneras de preparar nuestro propio jabón casero, pero en este artículo solo vamos a uno de los procesos más conocidos. La principal ventaja es que es bastante sencillo de hacer aunque es extremadamente peligroso ¿Quieres saber cómo se hace el jabón? Sigue leyendo para descubrirlo.

 

Antes de nada, tenemos que saber que el proceso puede ser algo peligroso, por lo que siempre es conveniente estar en un lugar con buena ventilación y utilizas elementos protectores para evitar que nos manche alguna sustancia.
como se hace el jabon

 

Como hacer jabón casero con aceite ya usado

 

Ingredientes

Para ello necesitamos 1kg de aceites usados. Es importante que los cueles para que no tenga ningún tipo de sustancias ajena al proceso-

Además, necesitaremos 135g de sosa caustica y 345g de agua destilada.

La sosa caustica, en su estado natural, puede producirnos cierta sensación de picazón en los dedos así que se recomienda su manipulación con mucho cuidado.

 

Elaboración

Lo primero que tenemos que hacer es diluir la sosa en el agua. Debes de ir añadiéndola poco a poco porque es un proceso bastante tóxico. Después se producirá una reacción química que puede alcanzar hasta los 80º así que cuidado.

Es por ello por lo que se recomienda utilizar guantes protectores. Esta mezcla no suele acostumbrar a saltar aunque no sería tan raro. Lo ideal es que, tanto nuestras manos como nuestros ojos, se encuentren protegidos en todo momento frente a cualquier tipo de contacto con esta combinación de líquidos.

En ese momento empezamos a verter esta mezcla en el aceite moviendo poco a poco para evitar que el proceso quede arruinado. Podríamos pensar en utilizar una batidora para agilizar el proceso, el problema es que el jabón puede llegar a cortarse (si, como si fuera mayonesa) y jamás cuajaría.

La idea es mover la mezcla siempre con movimientos circulares y en la misma dirección. Puede ser un poco aburrido pero no dejes de moverla o no saldrá como el resultado que estás esperando.

Finalmente lo verteremos sobre el molde que hayamos elegido y dejaremos reposar tapándolo con un recubridor adecuado. Se recomienda que el molde sea de goma; piensa que la mezcla es probable que salga a una alta temperatura a pesar de que nosotros no lo hemos calentado en ningún momento.

Los moldes de silicona están pensados para albergar sustancias que tienen una temperatura más elevada de lo normal. También puede servirte otros tipos de moldes pero asegúrate de que van a soportarla y no se van a fundir durante todo el proceso de la elaboración del jabón.

 

El resultado deberá reposar aproximadamente uno o dos días antes de proceder a desmoldarlo.

 

Después de eso tendrás que esperar un mes para poder usarlo. La razón es que todavía no va a estar suficientemente duro para poder utilizarlo. A medida que pasa el tiempo, la estructura del jabón se va haciendo más rígida, y será solo entonces cuando podemos llegar a utilizarla.

 

Si se nos ocurre usarlo demasiado pronto, es posible que el interior todavía no haya cuajado del todo y nos pueda producir algún tipo de hinchazón en ciertas zonas de nuestras manos.

 

Este es básicamente el proceso más simple para elaborar jabón. Ahora ya sabes cómo se crea y porque no suele funcionar demasiado bien para las manchas de aceite, ya que está creado con ese mismo material en una proporción diferente.

 

Si has encontrado el contenido interesante y útil te agradeceré que compartas el contenido en google+, twitter y facebook, no te cuesta nada y a mi me ayudas a seguir. Muchas gracias por adelantado.

 

Relacionado: Como se hace el plástico