Como se hace el dulce de leche

El dulce de leche es por excelencia uno de los complementos para postres, galletas, helados, etc que por su increíble sabor aporta un toque de lo más especial a cualquier receta. A ver como se hace el dulce de leche.

Su sabor es algo parecido al caramelo y en su totalidad está realizado con leche condensada, otra de las grandes salsas dulces que puede llegar a ser de las más ricas que podamos probar.

El dulce de leche es un producto lácteo que podemos comprar en cualquier superficie que vendan productos de alimentación, pero para algunas personas puede resultar algo caro el comprarlo directamente ya que no suele durar mucho en cuanto lo probamos en familia.

Esta salsa dulce podemos la podemos realizar realmente nosotros en casa y aunque el proceso puede llegar a ser un poco pesado, podremos disfrutar de este dulce en casa y de una forma quizá algo más económica que comprarlo directamente en el supermercado.

 

como se hace el dulce de leche

 

Ingredientes y paso a paso para cocinar dulce de leche

Como ingrediente necesitaremos nada más que una lata de leche condensada.

 

Hacer el dulce de leche dentro de la lata de leche condensada

Existen muchas maneras de cocinar el dulce de leche, pero la que te explicamos a continuación es la más fácil para hacerlo.

En primer lugar quita la etiqueta a la lata de la leche condensada, ya que ésta la meteremos más adelante dentro de un cazo a hervir. Una vez quitada la etiqueta es de vital importancia que con un abrelatas hagas dos agujeros paralelos a cada lado de la lata, ya que en caso de no hacerlos ésta podría explotar y acabar todo en un desastre.

 

Necesitaremos un cazo o una olla pequeña, meteremos la lata dentro sin la etiqueta y con los agujeros arriba ya hechos, y llenaremos de agua el cazo hasta cubrir la lata dejando unos 3cm libres por arriba sin cubrir (es importante que no la cubras entera ya que sino entrará agua por los agujeros)

Coloca el recipiente con la lata y el agua en el fuego a temperatura media y espere a que comience a hervir. Puede que salga algo de leche condensada por los agujeros de la lata pero puedes limpiarlo con una cuchara antes de que caiga en el agua.

 

Una vez comience a hervir empieza el tiempo de espera, que puede llegar a ser algo pesado si no tenemos mucha paciencia. El tiempo para cocinar el dulce de leche podrá ser de unas 3 horas si queremos que quede con una espesura suave, o de 4 horas si queremos que quede algo más firme.

 

Una vez que haya pasado ese tiempo, sacaremos con mucho cuidado la lata del cazo o de la olla. Podemos usar un guante de cocina para evitar una posible quemadura. A continuación la dejaremos enfriar en un sitio seguro.

Abriremos la lata con la ayuda del abre fácil o bien con un abrelatas, y podremos verter el dulce de leche en cualquier recipiente que hayamos escogido para ello.

En el siguiente paso podemos batir bien todo el dulce de leche para que quede de una forma homogénea y sin los posibles grumos que se hayan llegado a hacer en el fondo de la lata.

Dejaremos enfriar el dulce de leche en la nevera, dentro de un recipiente y tapado. Cuando enfríe completamente estará listo para tomar.

 

Podemos usarlo en cualquier postre como creps, croasanes, tortitas o incluso tostadas. Realmente el límite lo ponemos nosotros, podemos usarlo en casi cualquier postre al que le queramos añadir un toque más dulce de lo habitual.

 

Relacionado: Como se hace la crema pastelera