Como se hace el pudin de pan

El pudín de pan es un postre muy delicioso que nos recuerda al clásico pan de calatrava pero con algunas diferencias simples interesantes.
¡Es muy sencillo de hacer!

Existen todo tipo de recetas donde se varían los ingredientes que se introducen en la mezcla principal. En este artículo vamos una receta clásica y sencilla que puedas hacer con los ingredientes que puedes tener en casa.
Aunque no tiene una preparación excesivamente elaborada, lo cierto es que hay que prestar atención a ciertos aspectos de la receta para conseguir un resultado satisfactorio.

 

como se hace el pudin de pan

Receta clásica del pudín de pan

Ingredientes

-Media barra de pan del día anterior. (Debe de ser necesariamente del día anterior; la razón es que buscamos una rigidez específica. Si utilizas el pan diario, corres el riesgo de que el pan se disuelva demasiado y la composición final quede demasiado inestable)

En el caso de no tener pan, también se pueden utilizas magdalenas, bizcochos o similares que puedan tener una textura similar. Es por esto por lo que también se le conoce como un postre de sobras.

-150 gramos de azúcar (Este factor dependerá de los elementos que hayamos añadido en el punto anterior; los bizcochos tienen azúcar propia por lo que es importante no excederse demasiado)
-4 huevos
-Medio libro de leche (Entera, desnatada o semidesnatada: este postre se adapta al gusto de cada persona y también puede ser muy dietético)
-1 Rama de canela
-1 Cucharadita de esencia de vainilla
-Ralladura de una naranja y de un limón.

En algunas recetas se utilizan pasas o chocolate para darle un sabor interesante. Una vez tengamos la composición inicial; tan solo tendremos que decidir exactamente lo que le queremos añadir.

 

Elaboración

El primer paso es poner a hervir la leche. Medio litro de este líquido es, aproximadamente, dos vasos (así podremos ser mucho más exactos con las medidas que tenemos que utilizar, pero siempre es interesante utilizar una báscula para ser más precisos).
Mientras la leche va hirviendo, podemos ir rayando el limón y la naranja. Es importante que la ralladura del limón no sea demasiado profunda; de lo contrario podemos amargar demasiado la mezcla final.
Antes de que la leche empiece a hervir, la quitamos del fuego e introducimos las ralladuras que hemos obtenido en el paso anterior, una pequeña cucharadita de esencia de vainilla y la rama de canela.
Nuevamente ponemos el cazo a hervir en el fuego pero esta vez a baja potencia. Lo dejamos durante 5 minutos para que se vayan disolviendo todas aquellas sustancias que hemos utilizado.
Mientras tanto vamos batiendo los huevos y los combinamos con el azúcar. El objetivo es obtener una mezcla homogénea donde no quede ni rastro del azúcar. Colamos la leche y le incorporamos esta nueva sustancia.
De esta manera conseguiremos una bebida que se puede tomar por si sola, pero en este caso todavía nos queda añadir la parte más importante: lo que le va a dar consistencia al postre.

 

Preparación del caramelo

Ponemos a hervir un cazo con 3 cucharadas de agua, 5 de azúcar y unas gotas de limón. Es importante moverlo repetidamente hasta que coja un color negruzco característico.

 

Baño Maria y horno.

Colocamos el caramelo en el fondo de un bol. Entonces calentamos una bandeja con agua a una temperatura aproximada de 200ºC. Una vez que hierva, colocamos el bol con el caramelo encima, le echamos la mezcla que hemos preparado y poco a poco el pan dejando que se deshaga.
Una vez que lo haya hecho, lo metemos al horno 180º unos 45 minutos y ya tendremos nuestro postre especial listo para comer.

 

Relacionado: Como se hace el flan