Saltar al contenido

El solsticio de verano es la noche más corta del año que indica que se inicia la segunda estación. Se celebra en la noche del 21 de junio y se asocia con el elemento fuego que ayuda a dejar atrás todo lo anterior, sobre todo aquellos hechos traumáticos, y se empieza una nueva temporada con la llegada de la nueva estación.

El solsticio de verano marca el inicio de la nueva estación y, dependiendo del año, se establecerá a una determinada hora. La estación veraniega tiene una duración de 90 días y X horas (que variarán en función del año) terminando el 23 de septiembre; será entonces cuando tengamos que despedir a la estación calurosa y dar la bienvenida al otoño.
A continuación, hemos preparado algunas curiosidades de este día tan emblemático.

 

Solsticio de verano: uno de los días más especiales del año

 

¿Por qué es la noche más corta del año?

Esto es así porque en ese momento exacto nuestro planeta presenta la mayor inclinación en la zona del polo norte en dirección hacia el sol. En ese momento, este astro, durante un plazo de varios días, será capaz de poder alcanzar su altura máxima en el momento en el que llega al mediodía y no cambiará. Para que lo puedas entender, digamos que estamos en una posición inerte y esto se describe con la palabra de solsticio que literalmente significa “sol quieto”, aunque realmente los que estamos quietos somos nosotros.

 

solsticio verano

 

Celebraciones

El solsticio de verano es motivo de todo tipo de celebraciones desde que se tiene constancia; de hecho, si echamos un vistazo a todo el material que tenemos disponible, nos damos cuenta de que la gran mayoría de las celebraciones están asociadas con creencias paganas. De alguna manera, a medida que avanzamos en el tiempo, descubrimos que la religión se apodera de muchas de estas fiestas relacionando las con dos de las más destacadas de sus tradiciones.
Como ya sabes, este solsticio se asocia directamente con el día de “San Juan” (el solsticio de invierno se relacionaba con el nacimiento de Jesús).
Existe una curiosidad bastante interesante y es que son los dos únicos nacimientos que podemos encontrar en los nombres del santoral que se celebran, por lo general, sólo se pueden recordar a aquellos que han fallecido.

 

Rituales

Por otro lado, el “solsticio de verano” también se ha relacionado de una forma mucho más estrecha con el mundo místico, con duendes, hadas y todo tipo de seres sobrenaturales. De hecho, una de las más emblemáticas celebraciones que se producen a lo largo del mundo es en Stonehenge en donde se reúnen muchas personas con el objetivo de recibir al verano desde allí (de hecho, según las cifras del 2014, se llegaron a congregar en la zona más de 35.000 personas).
Como este lugar en sí es un misterio y no se sabe cómo ni por qué se construyó, muchas personas piensan que en ese momento tan especial del año se produce como una especie de conexión mística con otros mundos y deciden adentrarse en ello para ver lo que pueden llegar a experimentar.

 

Cambios en la iluminación solar

Cómo ya hemos comentado, durante el “solsticio de verano”, nos parecerá que el sol se habrá detenido en el cielo y en el momento en el que por fin se ponga llegar a la que se considera la noche más corta del año. A partir de ese momento, los días se empezarán a acortarse dando el efecto de que el sol se va apagando poco a poco.
En el hemisferio norte, el solsticio de verano se celebra en la fecha del 21 de junio, sin embargo, en el hemisferio sur se celebra en invierno. En cualquier caso, en ambos lugares se utiliza el fuego para realizar todas las celebraciones asociadas al evento.

 

La celebración en algunas zonas claves

 

En España

En nuestro país, el “solsticio de verano”, se asocia directamente con la noche de San Juan. Por lo general, se suelen encender hogueras en donde nos desprendemos de todo aquello que nos haya dado en el pasado (por ejemplo, los estudiantes suelen quemar sus libros).
Una de las tradiciones más extendidas es escribir deseos en papel y luego arrojarlos al fuego con la creencia de que se pueden llegar a cumplir. Además, también existen toda una gran cantidad de rituales relacionados.

 

En Portugal

Por otra parte, en Portugal existen algunas celebraciones también muy características relacionadas con el solsticio: por ejemplo, se suelen comer sardinas con pimientos situados alrededor de una hoguera.
Además, aquellos intrépidos suelen saltarlas porque esto se asocia con el hecho de dejar todos los males atrás. Eso si, habrá que esperar a que las llamas se encuentren en su posición más baja para poder evitar cualquier tipo de accidente.

 

Relacionado: Solsticio de invierno, equinoccio de primavera, equinoccio de otoño

 

El segundo solsticio del año es el 22 de diciembre que coincide con la entrada de la estación invernal, se trata del solsticio de invierno. La hora dependerá del año en cuestión; por ejemplo, el pasado 2015, el 22 de diciembre de ese año entró el invierno a las 5:48 de la mañana.

Un solsticio es un momento del año en donde el sol es capaz de alcanzar su mayor o la menor altura en el cielo; precisamente por ello, tanto la duración de la noche como del día son las máximas se pueden llegar a producir. También tienes que saber que este comportamiento se invierte en cada uno de los hemisferios; por lo que, en el momento en el que se produce el solsticio de invierno en el hemisferio norte, se está produciendo su homólogo solsticio de verano en el hemisferio sur.

A continuación, vamos a profundizar un poco más en este tema para que lo puedas entender mucho mejor.

 

Todo lo que tienes que saber sobre el solsticio de invierno

 

Explicación

Esto se produce de esta manera porque las estaciones dependen en todo el momento del eje de inclinación de rotación de nuestro planeta respecto al propio plano de su órbita; y no de la distancia que en ese momento haya entre el sol y la tierra. Por esta razón, las estaciones se encuentran invertidas tal y como hemos comentado anteriormente en contraste con los dos hemisferios: mientras que en uno tenemos un día mucho más largo, en el otro tendremos un día más corto.
Ahora bien, también tienes que saber que los diferentes solsticios no se producen en el mismo día y a la misma hora; la razón de ello es que el periodo orbital de la tierra no es exacto: hará falta 365,2425 días en conseguir realizar un giro completamente alrededor del sol. Para poder compensarlo, lo que se hace es introducir el concepto de año bisiesto en donde se añade un día adicional que se va consiguiendo gracias a estos decimales que cada año que no lo es van añadiendo. Sin embargo, existen algunas pequeñas diferencias entre los diferentes husos horarios que hacen que la sucesión de los solsticios no sea exacta.

Solsticio invierno

¿Y si variase el grado de inclinación de la tierra?

Vamos a suponer por un momento que la tierra fuera perpendicular al plano de su propia órbita para poder analizar cómo afectaría esto aleje de su rotación y, en definitiva, al solsticio de invierno. En este caso, lo primero que descubriríamos es que el sol saldría por el este y se pondría por el oeste además de que tanto las noches como los días durarían exactamente lo mismo. Sin embargo, esto en la tierra tan sólo ocurre un par de días al año y estos se denominan equinoccios. Además, otra de las consecuencias de este cambio es que no existiría diferencia alguna entre las estaciones.

Ahora bien, sabemos que esto no es así ya que la tierra tiene un grado de inclinación de 23° y medio sobre su propio eje y, por esta razón, los días y las noches van variando en base a su duración: en los equinoccios, la duración tanto de la noche como del día es exactamente la misma, así como que el sol sale exactamente por la zona este y se pondrá con exactitud por el oeste. Después, el sol saldrá en una posición más situada al norte o bien hacia al sur hasta llegar a una posición extrema en donde nuestra estrella parecerá que ha detenido su avance y volverá a regresar de nuevo a la posición de origen. En este punto se produce lo que se conoce como solsticio que es el equivalente al conjunto de palabras “sol quieto”.

 

¿Qué ocurre en nuestro planeta durante el solsticio de invierno?

 

En la fecha en la que se produce el solsticio de invierno se producen toda una serie de sucesos a lo largo de nuestro planeta: por ejemplo, en la región norte del círculo polar ártico no va a salir el sol mientras que, por el contrario, en la región situada al sur del círculo polar ártico, el sol no se va a poner y va a permanecer en el cielo girando alrededor de cualquier persona que pueda estar mirando tan emblemático espectáculo.
Tienes que saber que en los polos no va a salir el sol hasta que finalmente se produzca el equinoccio; será de día durante seis meses seguidos y luego será nuevamente de noche durante otros seis meses.

 

¿Cómo se puede medir o identificar un solsticio o equinoccio?

En contra de lo que te puedas llegar a pensar, tanto un solsticio de invierno como un equinoccio se puede medir con técnicas muy rudimentarias, no necesitaremos ningún tipo de aparato de última tecnología. En la antigüedad se utilizaban simplemente piedras o un palo que ayudarían a observar el cielo, en este caso nuestro astro principal, para poder determinar la fecha exacta en la que nos encontramos. En algunas civilizaciones antiguas, ya existían estos conocimientos y se realizaban toda una serie de festejos que se reproducían en toda una gran cantidad de civilizaciones. De hecho, incluso se ha propuesto la teoría de que en la edad de piedra podrían tener conocimientos relacionados con esto.

Debido al misticismo y a lo especial que es esta situación, podemos encontrar toda una gran cantidad de festividades, tanto en nuestras culturas como en otras culturas repartidas a lo largo del mundo. De la misma manera que la luna llena las fechas de los carnavales y de la semana Santa, la noche de San Juan y la emblemática Navidad están directamente relacionadas con los solsticios, tanto con el “solsticio de invierno” como con el solsticio de verano.

Se piensa que muchas de estas fiestas han sido heredadas de celebraciones de carácter paganas, aunque no se han encontrado evidencias de que realmente esto pudiera ser así.
En cualquier caso, ahora conoces que es exactamente un solsticio y cuál es el origen que lo determina.

 

Relacionado: Equinoccio primaveral, equinoccio de otoño

En este artículo aprenderemos sobre los colores primarios, secundarios y terciarios.

 

¿Que es el color? El color se define como el efecto que produce la luz en sus diferentes tonalidades a los organos visuales de los animales entre ellos los seres humanos.

 

El proceso que se desarrolla es el siguiente, la luz está compuesta de distintas longitudes de onda. Algunas de estas longitudes de onda son visibles por los seres humanos y los animales, es lo que llamamos espectro visible. La retina del ojo contiene unos receptores de este espectro visible, los conos, que reaccionan al percibir este espectro de la luz. Esta reacción desencadena una serie de estimulos y reacciones nerviosas que llegan a nuestro cerebro formando lo que llamamos colores.

 

Aquellos colores que percibimos en los objetos no son los que conforman el propio objeto sino que son aquellos que los objetos reflejan. Todos aquellos que el objeto no absorbe son los que percibimos con nuestros ojos, por lo tanto se puede decir que tenemos una visión subjetiva de las cosas, sólo vemos aquello que los cuerpos reflejan y esto va en función de la intensidad de la luz.

 

La base para aprender como se forman los colores en sus distintas tonalidades así como combinaciones entre ellos es la clasificación entre  primarios, secundarios y terciarios. Esta clasificación está basada en la percepción que tenemos los seres humoanos de la realidad. En la realidad es muy posible que haya infinitos colores.

 

Cuales son los colores primarios

 

Anteriormente llamados primitivos, son aquellos que no pueden obtenerse mediante la mezcla de ningún otro color o agrupación de ellos. Es decir podríamos decir que son puros de ahí el nombre que tienen. Está clasificación está basada en el libro Opticks escrito por sir Isaac Netwon en el año 1704.

 

Esta propiedad no es propia de la luz sino que es una característica fisiológica de nuestro sistema de visión humano. Los conos, los receptores del espectro de luz visible de los ojos, pueden ser de tres tipos L, M y S. Estos se corresponden las longitudes de onda roja, verde y azul. Por lo tanto, en el modelo general más conocido se considera color primario de la luz o primitivo al rojo, verde y azul (conocido en inglés como modelo RGB siglas que corresponden al inglés red, green, blue). Si los mezclamos con la misma cantidad de cada uno obtenemos el color blanco.

 

colores primarios

 

Existen otras clasificaciones para definirlos que resumimos a continuación:

Modelo CMY: Primarios pigmento. En este caso se consideran pigmentos de los tres colores cian, magenta y amarillo.  Este modelo es el utilizado en la impresión de color.

Modelo RYB: Primarios tradicionales. En este caso se consideran los tres colores rojo, amarillo y azul. Con pigmentos de estos podemos formar todos los demás colores posibles, de ahí su denominación de tradicionales.

Psicologicos: Dentro de este grupo encontramos el rojo, amarillo, verde y azul.

 

Cuales son los colores secundarios

Se trata de la percepción visual de la mezcla de dos colores primarios en la misma proporción. Es decir es una unión visual de los dos anteriores. Existen tres modelos de color secundario. En las imagenes que se incluyen a continuación extraidas de wikipedia se pueden apreciar muy bien las tonalidades que se crean a partir de las intersecciones de los colores más basicos.

 

Veamos los distintos tipos de modelos.

 

Modelo de color sustractivo

Este modelo se compone de las siguientes combinaciones:

  • magenta + amarillo = rojo.
  • amarillo + cian = verde
  • cian + magenta = azul
  • cian + magenta + amarillo = negro

Lo podemos ver mejor en la siguiente imagen donde se superponen las distintas tonalidades:

420px-Sintesis_aditiva_plano.svg

 

Modelo de color aditivo

Se compone de las siguientes combinaciones:

  • rojo + verde = amarillo
  • rojo + azul = magenta
  • verde + azul = cian

 

Se puede apreciar muy bien en la siguiente imagen como la superposición de cada uno forma otros colores.

420px-Sintesis_sustractiva_plano.svg
Modelo de color RYB

Se compone de las siguientes combinaciones:

  • rojo + amarillo = naranja
  • amarillo + azul = verde
  • azul + rojo = morado

Igual que en los casos anteriores, en la siguiente imagen podemos apreciar gráficamente de qué estamoss hablando. Se pueden apreciar perfectamente las combinaciones mencionadas anteriormente.

420px-Sintesis_ryb_plano.svg

 

Así tenemos como posibles colores secundarios: amarillo, naranja, morado, cian, magenta y negro.

 

Cuales son los Colores terciarios

Por último existe un grupo llamado colores terciarios, también conocidos como intermediarios. Los terciarios están formados por la mezcla de un color primario y uno de sus secundarios adyacentes. Con estas combinaciones obtenemos las distintas tonalidades que podemos ver a nuestro alrededor tanto en la naturaleza como en las creaciones artificiales.

 

El conjunto comprende a los siguientes con las combinaciones indicadas:

  • Amarillo + verde =  Verde pistacho
  • Amarillo + naranja = Amarillo huevo
  • Magenta +naranja = Rojo
  • Magenta + violeta = Morado
  • Cian + violeta = Añil
  • Cian + verde = Azul turquesa

 

Relacionado: Colores en ingles, psicologia de los colores

 

Espero que este artículo te haya resultado útil. Te agradeceré que lo compartas en tus redes sociales favoritas. No te cuesta nada y a mi me ayudas mucho. Gracias por anticipado por tu colaboración.