Caracteristicas de las bacterias

Cuando hablamos de las bacterias en seguida debería venirnos a la cabeza el pensamiento de que estos microorganismos son los más abundantes de la tierra, se encuentran en todos los hábitats posibles, terrestres y acuáticos, desde los más favorables hasta los lugares más inhóspitos del planeta, incluso algunas, como se ha demostrado, son capaces de sobrevivir a condiciones de vacío, en el exterior de la Tierra.

 

Según las características de las bacterias que conforman y viven en nuestro organismo pueden ser determinadas en beneficiosas o infecciosas. Gracias a nuestro sistema inmunológico la mayoría de ellas son inofensivas, pero otras nos pueden generar infecciones tales como la lepra, difteria, cólera, hasta llegar a la que más muertes causa al año, la bacteria de la tuberculosis, que acaba con la vida de casi dos millones de personas al año.

 

Grupos bacterianos según sus características

Todas las bacterias se engloban dentro del grupo de células procariotas, que tienen como principales características el ser organismos unicelulares, ADN propio y se reproducen por medio de la bipartición.

Es evidente que la clasificación en grupos de las baterías se hace más exacta en base a la cantidad de características que tenemos en cuenta, si atendemos a la base del modelo agrupando en familias y especies en una posible clasificación bacteriológica.

 

A continuación, los principales grupos bacterianos

● Clamidias: En un principio y debido a su tamaño, este grupo fue confundido con los virus, sin embargo, se diferencian de estos en varios aspectos como que poseen ribosomas y ADN por lo que son capaces de fabricar sus propias proteínas. Se trata de un tipo de bacterias que necesita de un entorno intracelular para poder crecer y reproducirse, y la mayoría de ellas produce infecciones que son transmitidas sexualmente, enfermedades oculares o infecciones respiratorias.

● Rickettsias: Estas se comportan como un parásito intracelular de forma obligada. Están contenidas en la naturaleza gracias a que se mantienen en ciclos de inactividad en mamíferos o transportadas por insectos y solo llegan a ser enfermedad cuando se dan las condiciones adecuadas. En España están asociadas a la fiebre botonosa y la fiebre Q, que producen vasculitis y lesiones en la piel llegando a poder afectar a cualquier tipo de paciente, por lo tanto, descartadas como un tipo de bacterias oportunistas.

● Los micoplasmas: Estas bacterias tienen su mérito ya que se trata de los organismos más pequeños capaces de tener una vida completamente independiente. Se diferencian de los demás grupos en que tienen una membrana muy rica en esteroles por lo que carecen de pared celular. En el hombre tienen efecto adverso y han de ser tenidas en cuenta como enfermedades respiratorias y en algunas con patología de transmisión sexual.

● Espiroquetas: Pueden afectar a cualquier organismo anteriormente sanos, pero tan solo deberán ser tenidas en cuenta en determinadas situaciones o combinación con otras bacterias.

● Las más clásicas o eubacterias: Son las que producen las infecciones con mayor frecuencia, casi cualquiera de ellas es provocada por una enfermedad bacteriana y normalmente se presentan en cuadros de rápida evolución y muy agudas. Las bacterias más comunes de este grupo son las grampositivas y las gramnegativas.

● Altas bacterias: la característica de las bacterias altas más común es su tendencia a generar infecciones lentas y constantes que se caracterizan por lesiones granulomatosas que suelen desembocar en fistulación y cavitación. Además tienen como propiedad muy importante su ácido-alcohol resistencia. Entran dentro de este grupo de bacterias la tuberculosis y nocardiosis.

Las bacterias están compuestas obligadamente por algunas características físicas:

● Pared celular (aunque ya hemos visto que un grupo carece de ella).
● Membrana citoplasmática.
● Citoplasma.
● Genoma bacteriano.

 

Relacionado: Características del ADN