Caracteristicas de la sociedad

El hombre es una persona que vive en una sociedad: esto quiere decir que se encuentra en contacto directo con otras personas que tienen distintas maneras de pensar y actual. Esto ocurre desde que el hombre nace hasta que muere. Sería impensable que el hombre no viviera en sociedad porque no podría conseguir los recursos necesarios para poder sobrevivir.
Podemos pensar en un cierto grado de aislamiento, pero el hombre siempre tiene que vivir en sociedad para poder lograr sus objetivos. A continuación vamos a dar una primera definición de “sociedad” y citar algunas de sus características más importantes.

 

Definición de sociedad

Realmente es complicado dar una definición de sociedad porque dependerá mucho de los criterios pasados y actuales. Podríamos decir que es una especie de pacto que se establece entre personas de los diferentes pueblos, naciones y países para poder vivir de acuerdo a unas normas que hagan que todos tengamos los mismos derechos.
Tiene que existir una cooperación entre todas las personas para perseguir ese sueño. Otro de los criterios en los que nos tenemos que basar es en la cultura y el conocimiento (ver artículo sobre las características de la cultura). Las personas que viven en sociedad lo tendrán que compartir para conseguir un mundo mejor.
También podemos añadir, a esta pequeña definición, que las personas se clasifican en función de sus empleos en distintos ámbitos. La idea es conseguir regular todos los aspectos o necesidades que pueden tener las personas.
El concepto de sociedad es muy complejo y dependerá del país o nación al que nos estemos refiriendo.

 

Detalles sobre la sociedad

Lo primero que tenemos que saber es que la sociedad debe de considerarse como un recurso capaz de funcionar en todas partes. Es cierto que pueden existir reglas o normativas diferentes, pero están hechas a medida de ese tipo de sociedad en base a cualquier tipo de problema que pueda haber sucedido en el pasado.
Además, la sociedad se forma entorno a personas que tienen una cultura similar. Aquí también podemos introducir el concepto de modelo de vida. Todas las personas que pertenecen a la misma sociedad son educadas con unos valores muy similares. De esta manera, cuando crecen, saben que se encuentran frente a personas que piensan más o menos como ellos y deberían de poder convivir sin que existiera ningún tipo de problema.
Como ya comentábamos anteriormente, una sociedad está formada por personas que se encuentran divididas en distintos grupos según la función social que desempeñan. Por ejemplo: podemos encontrarnos la clase política (que teóricamente son la representación del páis), médicos que se encargarán de curarnos, profesores que nos educarán, entrenadores que nos pondrán en forma… y así podríamos seguir citando empleos. La principal característica es que, según las necesidades de las personas, podemos encontrar una función imprescindible para nosotros.
Otra de las características más importantes de la sociedad es que estos grupos están interconectados entre sí. De esta manera, es posible que puedan coexistir. En algunos momentos necesitaremos de los servicios de uno grupo en determinado y llegará el momento en el que ese grupo necesitará los nuestros.
También es importante conocer que una sociedad establecida puede funcionar muy bien en un país o zona determinada pero no terminar de funcionar en otro diferente. Ya hemos comentado que esto depende de muchos factores como la cultura, educación y diferentes maneras de ver las cosas.
Realmente el término de educación comprende muchos aspectos siendo demasiado amplios como para poder describirlos en estas líneas. En resumen: es vital para que los ciudadanos podamos vivir sin tener problemas entre nosotros.