Caracteristicas de la luz

La luz es una forma de energía que viene de diferentes orígenes. Bien puede ser la luz solar (fuente principal de la vida de nuestro planeta) o bien de la eléctrica que el hombre ha podido generar. Independientemente de su origen, lo cierto es que tienen unas características comunes que son objeto de un frecuente estudio.
Se clasifican en naturales (fuego, insectos como la luciérnaga, el sol…) o artificiales que han sido creadas de la mano de hombre (bombillas, cerillas, tubos fluorescentes, velas…) En este artículo vamos a estudiar las propiedades y las características de la luz.

 

Propagación

La luz tiene una característica muy interesante: es capaz de iluminar. Sin ella, nuestro planeta se encontraría completamente a oscuras entre otras consecuencias catastróficas.
La luz tiende a propagarse siempre en línea recta. Si, por ejemplo, nos referimos a la luz solar, lo que nos están llegando son una serie de rayos solares en línea recta que son capaces de iluminarnos. En el momento en el que un cuerpo se interpone entre el rayo y nosotros, la luminosidad desaparecerá y nos dejará precisamente el efecto contrario, sombra.
La velocidad de la luz es de 299.792.458 m/s propagándose en el aire o en el vacío. Sin embargo, si intentamos que se desplacen en otros medios, notaremos como esa velocidad se ralentiza.
Además, es capaz de extenderse en todas direcciones. Es como si se sucediese una completa explosión donde todos los trozos van a parar a lugares diferentes.

 

Propiedades de la luz

Estas “propiedades de la luz” se ponen de manifiesto en cuando esta incide sobre un objeto con características muy determinadas.

 

Reflexión

Este curioso fenómeno ocurre cuando un haz de luz impacta contra un cuerpo. La estructura de este es tal que es capaz de reflejarla.
Podemos entender el proceso de la reflexión cuando un rayo de luz impacta contra en espejo. Estos son capaces de reflejar la luz hacia cualquier otro punto de la habitación.

 

Refracción

El proceso de refracción ocurre cuando el medio por el que se propaga la luz varía. Por ejemplo, cuando la luz se está emitiendo por el aire e impacta directamente sobre un vaso con agua.
Es entonces cuando realmente estamos observando un cambio de velocidad. En realidad, lo que se está consiguiendo es observar un cambio en el tamaño de los objetos.
Para poder comprenderlo mejor tenemos el ejemplo del arcoíris. Básicamente se produce una refracción por cada gota que lo conforma, ocasionando diferentes colores. Dependiendo de nuestra distancia a este, podremos determinar una mayor cantidad de colores.

 

Cuerpos convergentes

Este hecho se da, sobre todo, cuando se utilizan lentes de contacto.
Son capaces de concentrar la luz en un punto determinado. Un ejemplo muy concreto es de una lupa: recibe todos los rayos solares y los concentra en un punto determinado.
También podemos observar como es capaz de quemar la zona que se encuentra en ese punto. Esto es debido a que concentra la cantidad de la energía solar en un punto determinado.

 

Cuerpos divergentes

Consigue el efecto contrario del anterior. Recibe igualmente los rayos de forma dispersa pero un cuerpo divergente los separará aún más.

 

Algunas curiosidades sobre la luz

La luminosidad que recibimos directamente del sol es conocida como “Luz blanca”. Realmente, está conformada por 7 colores diferentes (azul, verde, amarillo, rojo, naranja, violeta y añil). Cuando estos rayos solares impactan contra un cuerpo prisma, se descompone en todos esos colores (efecto arcoíris).
Además, la luz no tienen masa y se considera que no hay nada más rápido que ella.

 

Relacionado: Como se propaga la luz