Características de la leyenda

La leyenda es un estilo de redacción que tuvo un auge importante en el pasado, aunque en el presente no estamos tan acostumbrado a ella. Normalmente se refiere a hechos que no son reales o que no se puede asegurar su veracidad.
En realidad es como si estuviéramos contando una historia a un amigo, pero este a su vez se la cuenta a otra persona y así se crea algo que la gente considera verdad, aunque no tenga prueba de ello. Una pequeña variación que podemos encontrar hoy en día, aunque no sea exactamente así, sería lo que llamamos bulos o rumores.
Pero tampoco tienen que estar basadas en hechos reales. Muchas veces los autores simplemente la escriben directamente sacada de su imaginación, solo que utilizando este estilo tan característico.
A continuación vamos a ver algunas de las características de la leyenda más importantes. (Ver características del mito).

 

Inicio

El narrador, normalmente en primera persona, suele empezar con las siguientes frases: Cuenta la leyenda…, he oído una historia que…, me han contado…
Desde el primer momento nos da a entender que puede no ser cierta, pero que es digna de ser contada. Este estilo también destaca mucho por transmitirse de forma oral, aunque es muy probable que algunos detalles cambiases de una narración a otra.

 

Destino

Normalmente nos habla de una persona no cree en una determinada historia y se acaba haciendo real. Suele haber un destino implícito que se acabará cumpliendo.
También se basa en creencias populares que han sido deformadas y adaptadas para ser narradas.

 

Elementos imaginarios

Lo habitual es que tenga algún elemento que nos cuesta de creer en el primer momento. Muchas veces se recurre a la magia o al esoterismo para dar explicación a algunos aspectos de la historia.
Es por eso por lo que no son historias que han sido creadas para ser creídas, pero que son muy interesantes de igual manera.

 

Elementos reales

Después de haber nombrado el aparatado anterior, es probable que pensemos que este punto no tiene ningún sentido… pero si que lo tiene. Cada leyenda nos aporta un dato para hacerla más verídica.
“Esto ocurrió un día 3 de enero en la localidad de Viñanzon cuando un hombre llamado..”

Lo que están haciendo es darnos una ubicación para conseguir dos cosas: la primera es darle credibilidad a la historia, la segunda es hacer que nos sintamos más identificados en el caso de que la conozcamos.

 

Experiencia del redactor

Normalmente han sido creadas en base a la experiencia del redactor. Es posible que haya viajado por varias localidades y haya escuchado todo tipo de historias y supersticiones. Su mente creativa será capaz de darle forma a todas ellas y crear la figura de la leyenda.
Por eso mismo podemos encontrarnos dos narraciones de este estilo que se parezcan mucho, pero que en realidad no tenga nada que ver. Todo dependerá de la interpretación que su creador haya querido darle.

 

Estilo de narración

Una leyenda puede estar escrita tanto en prosa como en verso predominando esta última. La razón es muy antigua: no todas las personas sabían escribir pero si que tenían una buena memoria capaz de recordar cualquier pequeño detalle de una historia que le hubieran contado.
El problema era que tenía que ser capaz de recordar, no solo una, si no un montón de historias que llamaríamos leyendas. Para facilitar ese recuerdo, se solía elaborar en forma de poesía. Además, el público las prefería de esta manera al ser más amenas.

 

Estas son algunas de las características de las leyendas. Si no eres muy aficionado a este género, te lo recomiendo encarecidamente, te van a encantar.